Política Sectores

Bruselas no sancionará a España por incumplir la normativa contra la morosidad

Nuestro país instó a la Comisión Europea a valorar la complicada situación económica

El pasado 19 de junio comenzó todo, a través de una carta que la Comisión Europea mandaba a las distintas administraciones de nuestro país. Con este aviso, se buscaba avisar a nuestro país del incumplimiento de la Directiva Europea, ya que no se garantizaba el cumplimiento de los plazos en cuanto a pagos por parte de los poderes públicos, en cuanto a bienes y servicios contratados se trataba.

En la actualidad, la Comisión Europea, según confirma a través de una nota de prensa del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, ha suspendido el procedimiento de infracción relativo a la aplicación de la citada directiva comunitaria, gracias a la aprobación de nuevas reformas que buscan mejorar la situación en este fenómeno.

España contesta

España habría contestado ya, en el momento de recibir la misiva, que no se había tenido en cuenta la difícil situación económica en la que estaba sumido el país cuando este precepto entro en vigor.

Además, se añadió en el correo el excepcional trabajo que nuestro país estaba realizando para reducir el tiempo de pago de todos los poderes públicos a la hora de contratar bienes y servicios. Entre ellos, los fondos de pago a proveedores, así como el fondo de financiación para las comunidades autónomas han permitido una reducción de la morosidad, dentro de las posibilidades que el contexto económico ha permitido.

En el mismo sentido, se informó a la comisión de la reforma estructural que España estaba realizando en este sentido para terminar con el problema. La Ley Orgánica de control de la deuda comercial en el sector público,  o la Ley de impulso de la factura electrónica y creación del registro contable de facturas en el Sector Público son algunos de estos ejemplos.

También se comunicó sobre la creación del fondo de financiación para el pago a proveedores, el fondo de liquidez autonómico (FLA), o los más recientes, creados por el Real Decreto-ley 17/2014, como la Facilidad Financiera y el Fondo de Ordenación y el Fondo de impulso Económico para las Entidades Locales.

Diario Financiero/Redacción