Empresas

Cae la construcción, pero Sacyr lanza sus beneficios en 2016

Consigue aumentar un 68% en este apartado durante el primer trimestre de 2016

Sacyr ha comenzado 2016 con una excelente fortaleza, que se demuestra al ver como sus beneficios netos se han lanzado un 68%, creciendo desde los 25 millones de euros que obtuvo durante el primer trimestre de 2015, hasta los 42 millones del presente ejercicio.

Y es que, la constructora ha presentado este viernes los resultados correspondientes a los tres primeros meses del año. Por su parte, el Ebitda o beneficio bruto de explotación se aumentó un siete por ciento y en cifras totales llega a los 81 millones de euros con crecimiento en todas las áreas de negocio, excepto servicios y construcción.

De entre ellas, concesiones es la que más recursos ha aportado con 47 millones de euros, servicios le sigue en la lista y construcción ocupa el tercer puesto –con 14 y 13 millones respectivamente-. Industria, por su parte, experimenta un alza que le lleva hasta los siete millones.

Cae la construcción, suben otros

La caída del sector de la construcción se debe a la desaceleración de los mercados en los que opera Somague; mientras que el resto de la actividad constructora apenas lo hace. Así, Somague aporta una tasa muy reducida al Ebitda. El descenso en este caso sería del 17%, mientras que Sacyr Construcción lo hace en cinco puntos con una cifra de negocio total entre ambas de 337 millones de euros.

En el polo opuesto se sitúa el sector industrial, que ha experimentado un importante aumento en su facturación, apoyado por los contratos de la refinería de la Pampilla en Perú, la regasificadora de Cartagena en Colombia o los proyectos de infraestructuras eléctricas de México, Perú y Panamá.

En total, la cifra de negocios ascendió un 63%, obteniendo 86 millones de euros. En el primer trimestre de 2015 solo obtuvo 53 millones. Petróleo y Gas, dentro de esta área es la que más aumenta.

Por su parte, las concesiones se han visto favorecidas por la favorable evolución del tráfico en España, la entrada en explotación de rutas del desierto o la aportación de países como Chile y Colombia.

Deuda neta del grupo

Mientras tanto, la deuda neta del grupo ha caído, ya que en el ejercicio anterior era de 7.084 millones de euros y a fecha del 31 de marzo se constituye en 4.223 millones. La financiación de proyectos es la que más dinero adeuda, con 1.873 millones, mientras que el circulante es el que menos, con solo 185 millones de euros. Por otro lado, cabe destacar, que el 96% del total de estas obligaciones vencen a partir del año 2018.

Participación en Repsol  

Por otro lado, desde Sacyr se subraya que la participación en Repsol –del 8,5%-ha contribuido al beneficio del grupo en la cuenta de resultados con 18 millones de euros.