Noticias

Caída del real brasileño frena apuesta de Telefónica a América Latina

En tanto los exportadores europeos se benefician con una caída del euro en un año que aumentó los ingresos y las ganancias, el operador español Telefónica SA integra un grupo de empresas que deben lidiar con un dolor de cabeza cambiario: el real brasileño.

Es la única gran moneda que se ha debilitado contra el euro este año. Después de recuperarse en las primeras semanas de 2015, la moneda brasileña comenzó a caer el 23 de enero y desde entonces se ha devaluado un 18 por ciento.

Telefónica es sólo una de 10 grandes empresas europeas que recibe 20 por ciento o más de los ingresos totales de Brasil, según datos recopilados por Bloomberg. Dentro de ese grupo, el operador español obtiene los ingresos totales más altos de ese país. Este año, una gran participación en las ventas en Brasil también puede llegar a frenar a la compañía aseguradora Mapfre SA y al comerciante minorista Carrefour SA.

“Un real más débil es un problema para Telefónica”, dijo por teléfono Andres Bolumburu, analista en Banco Sabadell SA. “Sí, la deuda baja igual que la ganancia con el real más bajo, pero a la larga, es menos el dinero que uno se lleva a su casa”.

Telefónica ya genera 23 por ciento de los ingresos en la economía más grande de América Latina, una proporción que crecerá cuando el operador con sede en Madrid invierta 7.450 millones de euros (US$8.100 millones) para adquirir al proveedor de banda ancha GVT a Vivendi SA. Si bien el precio de compra está cubierto, las ganancias futuras no, lo que hace que un real débil se traduzca en menos euros en España y menos efectivo para pagar dividendos.

Mercado de entrega diferida

El real se negocia en este momento a 3,52 por euro y los operadores en el mercado de entrega diferida prevén una caída hasta 3,83 para fin de este año, según datos recopilados por Bloomberg.

GVT y Telefónica Brasil generaron un total de 40.500 millones de reales (US$12.500 millones) de ingresos y 12.600 millones de reales en ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización el año pasado. Cada depreciación de 1 por ciento durante el trimestre en el real contra el euro resultaría en una caída de 0,22 por ciento de los ingresos totales de Telefónica, según Erhan Gurses, analista de Bloomberg Intelligence.

Un real más débil no es el único problema sudamericano de Telefónica. El mes pasado, el operador más grande de Europa en la región anunció un ajuste de valor por 2.800 millones de euros en Venezuela vinculado a la depreciación de la moneda y la semana pasada dijo que un fallo judicial relacionado con los impuestos en Perú podría disminuir en 437 millones de euros las ganancias.

El real está cayendo en su nivel más alto entre las grandes monedas contra el dólar en momentos en que la presidenta Dilma Rousseff tiene dificultades para dar un vuelco en la economía y ampliar la investigación por corrupción que erosiona la confianza de los inversores. El banco central dijo la semana pasada que eliminará gradualmente un programa de permutas que había sostenido al real durante los dos últimos años.

BLOOMBERG