Empresas

CaixaBank aumenta su volumen de negocio del sector agrario en un 7% hasta los 15.000 millones de euros

AgroBank, la línea de negocio de CaixaBank para el sector agrario, ha impulsado su crecimiento en el primer año desde su lanzamiento en un siete por ciento alcanzando un volumen de negocio de 15.000 millones de euros.

En un solo ejercicio y bajo el lema “Compartimos Horizontes” la entidad financiera ha registrado más de 53.000 nuevas altas de clientes agrarios y alcanza los 333.000. A esto hay que sumarle mayores logros porque esta línea de negocio ha conseguido situarse como una de las entidades de referencia en el sector agrario con una cuota de mercado del 25 por ciento.

El siguiente paso es convertirse en un referente del sector agrícola español, por lo que AgroBank aumentará su implicación con acciones formativas para el sector agroalimentario al mismo tiempo que potenciará su notoriedad en las principales ferias del país, organizará Jornadas técnicas y divulgará distintos elementos formativos.

“Gracias a nuestra apuesta con el lanzamiento de esta línea de negocio hace ahora un año, AgroBank ha contribuido a reforzar la posición de referencia de nuestra entidad en el negocio agrario destacando la cuota de penetración en cooperativas que se sitúa en el 49%”, ha señalado el director general de CaixaBank, Julio Alcázar.

El objetivo de AgroBank es ofrecer un servicio cercano, especializado y altamente profesional, razón por la que se incrementaron en un 50 por ciento su red de oficinas, permitiendo a la entidad mantener y mejorar su posición para el sector.

Una de las características que definen la línea de negocio de AgroBank es el fomento de la formación y del networking de los profesionales del sector a través de la organización de jornadas agrícolas con ponentes de alto nivel. Y tiene bastante experiencia en la materia porque a lo largo de estos doce meses, Caixabank ha celebrado once jornadas en distintas ciudades y las cuales contaron con más de 5.000 asistentes.

Todo esto se produce en un contexto del que se beneficia España, que es el cuarto país de la Unión Europea en producción agraria, aportando el nueve por ciento del PIB español, cuanta con 30.000 empresas y un millón de explotaciones agrarias. Además, genera cerca de 2,5 millones de puestos de trabajo y en 2014 exportó productos por valor de 41.000 millones de euros, según los últimos datos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Yasmina Pena