Destacado Economía Empresas

CaixaBank logra un beneficio neto de 1.298 millones hasta junio, un 54,6% más

CaixaBank registró un beneficio neto de 1.298 millones de euros entre enero y junio de 2018, lo que supone un aumento del 54,6% en comparación con el mismo periodo del año pasado (839 millones).

Según informó este viernes la entidad, “los principales factores que han impulsado este crecimiento han sido la fortaleza de los ingresos, la contención de costes, la reducción de las dotaciones y la mayor aportación de BPI”, su filial portuguesa.

El margen de intereses alcanzó los 2.432 millones en el primer semestre, un 3,5% más que un año antes; y el margen bruto subió un 8,7%, hasta los 4.654 millones de euros.

En concreto, las comisiones netas se situaron en 1.293 millones de euros entre enero y junio, un 3,3% superior a un año antes.

En cuanto al crédito bruto a la clientela, se sitúa en 225.744 millones (+0,8% en el año), y los recursos de clientes crecieron hasta los 366.163 millones a cierre de junio de 2018 (+4,8%).

Por otro lado, la ratio de morosidad CaixaBank se redujo hasta el 5,3%, frente al 6,5% de junio de 2017; y en materia de solvencia, el ‘CET1 fully loaded’ alcanzó el 11,4% a 30 de junio.

FILIALES Y PARTICIPADAS

La contribución a resultados del negocio de BPI en Portugal ascendió a 76 millones, frente a los 3 millones en el primer semestre de 2017. Además, si se tiene en cuenta la aportación de las participadas de BPI, la contribución total del banco portugués asciende a 252 millones.

Por su parte, el negocio de las participaciones contribuyó al grupo con un resultado de 415 millones. Esta cuantía incluye los ingresos por dividendos, básicamente Telefónica (104 millones), y los resultados de las entidades valoradas por el método de la participación, que incorporan 118 millones de resultado neto atribuido de Banco de Fomento de Angola (BFA).

La entidad recordó que durante el segundo trimestre de 2018, llegó a un acuerdo para adquirir el 51% del capital social de Servihabitat y recuperar el control de la sociedad, una operación que ha dado lugar a un resultado negativo registrado en junio de 2018 de 204 millones.