Empresas

Caja Rural de Jaén se hace con la entidad madrileña Novanca

Gracias a fusión por absorción, el volumen de negocio de la jiennense alcanzará los 5.000 millones de euros

La Caja Rural de Jaén viene dispuesta a expandirse y ampliar su red de manera estratégica. Para ello, la entidad se acaba de hacer con la Caja de Crédito Cooperativo Novanca, cuya red de oficinas se encuentra en Madrid, una de las mayores ciudades a la que la jiennense podría aspirar dentro del mercado bancario español.

Con esta fusión por absorción, que se produce sin coste para la entidad al haber un intercambio de acciones – 10 acciones de Novanca por cada acción de Caja Rural- la Caja Rural de Jaén pasará de tener cuatro sucursales a 22 entre Madrid, Alcorcón y Leganés.

La operación, que ha contado con el respaldo unánime de la asamblea extraordinaria de Caja Rural, supone sumar 18 oficinas a las 155 que la jiennense posee en la actualidad y más de 42.000 nuevos clientes, que se añadirán a los 285.000 con los que cuenta la sociedad cooperativa.

De este modo, el volumen de negocio de la entidad ascenderá a 5.000 millones de euros. De estos, 500 provendrán de Novanca y 4.500 de la Caja Rural de Jaén. Así lo ha explicado su director general, Enrique Acisclo, quien ha recordado que, pese a que la madrileña no está dentro del entorno rural, sus clientes tienen un perfil similar al de la cooperativa de la que es responsable.

Además, con la absorción, la jiennense pretende avanzar en el negocio de la banca online, una actividad que está muy consolidada en Novanca y poco desarrollada en el medio rural. “Esto nos servirá para implementar estas plataformas en la Caja Rural de Jaén, donde la utilización de las nuevas tecnologías para la prestación de servicios bancarios es bajo por las características de los clientes, y para llevar también la nuestra a Novanca”, ha señalado Acisclo.

Asun Infante