Noticias

Canales de marketing online para mejorar tus ventas

A pesar de estar en plena revolución digital, aún quedan muchas empresas que acaban de comenzar a explorar los caminos del marketing digital de la mano de su agencia de social media. Esto es porque muchas de ellas no cuentan con departamento propio y porque, en cierto modo, una agencia externa puede tener una visión, si cabe, más global y, sobre todo, objetiva.

En España, según el último informe de la Dirección General de Industria de la Pequeña y Mediana Empresa, las empresas de 0 a 9 empleados suponen el 95% del total de las compañías de nuestro país, por encima de la estimación media de la Unión Europea.

Internet representa el mejor escenario de crecimiento para las compañías, especialmente porque, aunque puede variar de sector en sector, el público objetivo actual siempre acude a la red para informarse antes de tomar una decisión, para conseguir ofertas, y, a veces, también para consumar la compra.

Operar en internet resulta mucho más fácil que en el mundo físico. En internet las fronteras se diluyen y las herramientas se pueden optimizar cada vez más si se cuenta con un experto, por lo que los esfuerzos en inversión de marketing están mucho más medidos, son más eficientes y los resultados fácilmente cuantificables, según los indicadores que previamente se hayan pactado.

Internet ha revolucionado la forma de hacer las cosas; nuestro día a día como usuarios y nuestro día a día como consumidores, por ello, las empresas no pueden hacer otra cosa más que adaptarse al nuevo escenario y a las nuevas reglas del juego que hace a su público objetivo más autónomo, independiente.

A continuación, detallaremos algunos conceptos y canales que se aconseja utilizar en el ámbito digital para así poder contribuir a la consecución de objetivos comerciales:

  1. Web. Es la tarjeta de visita de la empresa. Ésta ha de ser clara, intuitiva y acogedora. Su diseño debe permitir encontrar de un vistazo lo que se busca y responder, con contenido y continente a la imagen que la empresa quiere dar al exterior.
  2. Redes sociales. Twitter, Facebook, LinkedIn o Instagram ayudan a conectar emocionalmente con el público objetivo, a interactuar con él y, sobre todo, a conocerle. Es una información valiosísima que no se pude desperdiciar.
  3. Blog corporativo. Ayuda a la compañía a generar información de interés para el usurario – que, además, se puede compartir en las distintas redes sociales. Por otro lado, este contenido ayuda a posicionar a la compañía mejor en las búsquedas que se realizan en Google.
  4. Email marketing. Mailings informativos de la empresa a la base de datos de clientes potenciales o frecuentes. La información ha de ser de interés, original, con una imagen cuidada, un asunto que llame la atención y una frecuencia en el envío que no sea muy repetitiva.
  5. Campañas de Google a través de anuncios y puja de palabras clave para estar en los primeros puestos de promoción.

La armónica combinación de estos canales y/o herramientas pueden incrementar los resultados comerciales de las pymes, fomentar la imagen positiva de la empresa y la reputación dentro del sector. No se puede (ni se debe) dar la espalda a la transformación digital.