Nacional Noticias

Caso Rato: el juez recibe la causa por fraude y estudiará si la asume

El pasado 7 de agosto el juez número 31 de Madrid se inhibió en favor de la Audiencia Nacional

La Audiencia Nacional ha recibido esta tarde la causa por fraude y blanqueo de capitales abierta contra Rodrigo Rato, exvicepresidente del Gobierno. El pasado 7 de agosto, el juzgado número 31 de Madrid se inhibió, a petición de la Fiscalía Anticorrupción, en favor de la Audiencia Nacional para que continuara con las pesquisas. Concretamente será el juzgado de Fernando Andreu, que ya investiga las piezas de los casos “Bankia” y de las “tarjetas black”.

El magistrado Andreu, que está de vacaciones, deberá decidir si asume este caso tras estudiar si existe conexión con las otras dos piezas que ya instruye. En caso de no asumirlo, el caso volverá a reparto de forma aleatoria entre los seis juzgados centrales de instrucción.

Petición de Anticorrupción

La petición de elevar la causa a la Audiencia Nacional nació en la Fiscalía Anticorrupción al entender este organismo que existen indicios de la comisión de delitos en el extranjero. Anticorrupción señala como principal sospecha la inversión en un hotel de Berlín en el que supuestamente Rodrigo Rato y su asesor fiscal, Domingo Plazas, habrían cometido un delito de blanqueo de capitales.

Esta propuesta, adoptada el pasado 7 de agosto, contrasta con la postura tomada el pasado mes de abril, cuando el magistrado Serrano-Artal propuso inhibirse en favor de la Audiencia Nacional. En este caso, Anticorrupción no apreció que la pieza tuviera conexión con el Caso Bankia que ya investiga el juez Fernando Andreu.

En su escrito, Anticorrupción señalaba ahora sin embargo que, como resultado de un informe remitido por la ONIF al Juzgado el 21 de julio pasado -un día antes de ser citado Rato a declarar, si bien se negó a hacerlo-, han surgido nuevos datos indiciarios de la comisión de un presunto blanqueo cometido en el extranjero, resultante de las inversiones efectuadas por Rato, mediante la sociedad alemana Bagerpleta GmbH, propietaria de un hotel en Berlín, de la que el exmandatario ha sido administrador hasta abril de 2015.