Política Sectores

Cataluña, Andalucía y Valencia las que más ganan en el reparto de ingresos ‘extra’

Entre las tres han recibido, hasta junio, más de 11,5 millones de los fondos de financiación del Estado

Dice la sabiduría popular que “quién no llora no mama” y que “contra el vicio de pedir está la virtud de no dar”. A tenor de su gesto tras el Consejo de Política Fiscal y Financiera de ayer, al ministro de Hacienda, Cristobal Montoro, se le ha acabado la paciencia con algunas Comunidades Autónomas, y no dará más de lo que les corresponde a porque “no hay margen para el gasto”.

En el reparto de los 7.462,8 millones de euros de ingresos adicionales (8,75 por ciento más que en 2015) de los que dispondrán las CCAA en 2016 -y que resultan de entregas a cuenta y liquidaciones- Cataluña, Andalucía y Comunidad Valenciana serán las que más dinero ingresarán en caja el año próximo.

La Generalitat catalana será la que se llevará el trozo más grande del pastel. En concreto recibirá 1.861 millones, un 12,12 por ciento ‘más a más’ que la coloca como la autonomía con mayor montante de financiación, 17.225,1 millones de euros. Le sigue de cerca  Andalucía, que en términos absolutos es la segunda que mayor cuantía obtendrá, 1.712,4 millones (11,11 por ciento más) y eleva el total a 17.121.1 millones de euros. La Comunidad Valenciana se convierte en la tercera en discordia, con 952,1 millones (11,79 por ciento superior a 2015) y un total en caja de 9.029 millones de euros.

A estas cuantías hay que sumar el ahorro en intereses de los más de 18 millones de euros que, en entre las tres, recibieron del Fondo de Liquidez Autonómica en 2014. Asimismo, y hasta el mes de junio habrían recibido un total de 11,5 millones de euros -más del 65 por ciento de los 17,794 millones del total repartido-  de los Fondos de Financiación del Estado (Facilidad Financiera, FLA, Pago a Proveedores).

REPARTO

Otras concesiones

Por otra parte, cabe destacar otras concesiones que se han hecho recientemente por parte del Gobierno. El Consejo de Ministros de los pasados 17 y 24 de julio autorizó deuda a Cataluña por importe máximo de 2.981,5  y 141,05 millones de euros para financiar operaciones a corto y largo plazo respectivamente. En el caso de Andalucía, y también en el Consejo de Ministros de hace dos semanas, se autorizó la refinanciación de operaciones de crédito a largo plazo formalizadas por la Agencia de Vivienda de la comunidad que preside Susana Díaz, por importe máximo de 35 millones de euros. Cabe destacar que ninguno de los acuerdos afectarán a déficit ni incrementarán la deuda de ninguna de las autonomías.

Sin embargo y a pesar de las cifras anteriores, éstas Comunidades Autónomas se han convertido en las más rebeldes de entre las 17 y en el dolor de cabeza del ministro Montoro. En primer lugar porque ocupan los tres primeros puestos del pódium de las autonomías con mayor deuda pública y que a cierre del primer trimestre del año suponían un total 130.941 millones de euros (64.792 millones de euros en el caso catalán, 37.615 Valencia y 28.534 millones Andalucía), o lo que es lo mismo el equivalente a cerca del 13 por ciento de la deuda pública de España.

En segundo lugar porque son las que cuentan con los barones autonómicos más díscolos, que habiendo anunciado que no cumplirán con los objetivos de déficit del 0,3 por ciento sobre el PIB para 2016, ponían ayer la voz en grito por la negativa del ministro de Hacienda a su petición tanto de fijar un déficit a la carta como de encargar un nuevo estudio a la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) que respaldase dicha propuesta.

La situación de Cataluña, Valencia y Andalucía contrasta con otras como Asturias, Castilla y León, o Madrid, incluso por debajo de la media de reparto. Por ejemplo, a Madrid le corresponden 820,4 millones (7,07 por ciento), de ingresos extra. En su caso, además,  no contará con ningún ahorro derivado de intereses ya que hasta la fecha no se ha acogido a ninguno de los mecanismos adicionales de financiación puestos en marcha por el Estado. En cuanto a Castilla y León le corresponderían 319,1 millones de euros (5,71 por ciento); y Asturias 112,7 (4,72 por ciento).

Primero pagar la deuda

Cristobal Montoro lo tiene claro “el Gobierno garantiza que los nuevos recursos va a destinarse a la reducción del déficit y a la creación de empleo”. Es decir, los ingresos ‘extra’ que recibirán las Comunidades Autónomas el año próximo se deberán destinar al pago de la deuda pública y cumplir con los objetivos establecidos para los próximos tres años.

Valencia, es la Comunidad Autónoma a la que mayor porcentaje de objetivo de deuda se le permitirá, en concreto un 38,2, un 36,8 y un 35,3 por ciento (1,4 y 1,5 puntos menos cada año).  En el caso catalán, y partiendo del supuesto del 33,2 por ciento de deuda sobre PIB que calcula AIReF a cierre de 2015, ésta se debería reducir hasta el 31,4 por ciento en 2016 (1,8 puntos), hasta el 30,3 por ciento en 2017 (1,1 puntos) y hasta el 29,0 por ciento (1,3 puntos) en 2018.

Con respecto a la deuda, Andalucía ocupa la séptima posición entre las que cuentan con porcentajes más elevados, sin embargo el objetivo de contracción de su deuda es también inferior. Deberá pasar del 20,7 por ciento de deuda sobre el PIB en 2016 hasta el 19,3 por ciento en 2018, o lo que es lo mismo, siete décimas cada año.

DEUDA

Fuente gráficos: Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas