Política Sectores

Cataluña tendrá su dinero mes a mes si cumple

Ayer se recibieron los primeros 350 millones  

“Aquí no quiebra nadie”, con esta contundencia adelantaba Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda y Administraciones Públicas en funciones, durante el Consejo de Ministros de ayer por la mañana, lo que pasadas las 20:00, y tras 2 horas y media de reunión con el Conseller de Economía de la Generalitat de Cataluña, Oriol Junqueras, confirmaba.

Cataluña recibirá mes a mes los 1.400 millones de euros que le corresponden por la liquidación positiva del FLA (Fondo  de Liquidez Autonómica) de 2014. De hecho y según confirmaban en sendas ruedas de prensa ambos dirigentes ayer mismo se habrían recibido los primeros 350 que se solicitaron por parte de la Generalitat.

Las órdenes de transferencia se realizarán previa solicitud y deberán ir debidamente justificadas “exigiremos el cumplimiento siempre que lo soliciten y se corresponda a necesidades reales de tesorería”, explicaba Montoro. Además éstas “se deben emplear para la reducción del déficit”, algo que será también receta de obligado cumplimiento para el resto de Comunidades Autónomas con liquidaciones positiva y que tiene mucho que ver con las recomendaciones de Bruselas de cara a cumplir con el compromiso de estabilidad fiscal, “no hay excusas para no reducir el déficit”, insitía. Afirmación que llevada a la práctica y en obediencia a lo que se insta desde la Unión Europea requerirá del efectivo cumplimiento de las medidas de la Ley de Estabilidad Presupuestaria.

La “voluntad” compartida de Gobierno y Cataluña con el equilibrio presupuestario es lo que precisamente ha hecho que Montoro confíe en que la Generalitat cuadre las cuentas a partir de las medidas adoptadas en el plan de ajuste que “se está estudiando y valorando”. Ahora bien, la clave pasa por “no gastar más”, ha dicho.

Cabe recordar que desde que se pusieron en marcha los mecanismos de financiación autonómica, Cataluña ha recibido más de 43.000 millones de euros del FLA y que el 60 por ciento de la deuda catalana está en manos del Estado.

Interés a cero

La subida del tipo de interés del 0 por ciento al 0,834 por ciento en los préstamos del Estado a las autonomías también ha ocupado parte de la reunión entre ambos dirigentes. Si bien a priori la posición “que ya conocían” no variará, Junqueras ha explicado que desde Hacienda no descartan “ser más flexibles”.

Por otra parte, respondiendo con su compromiso, el Gobierno garantizará la financiación de los servicios públicos básicos (sanidad, educación y protección social) así como el pago a los proveedores y financiadores. En este sentido y ante los rumores de la posible parálisis de las transferencias de los mecanismos de financiación autonómica era Junqueras quien se pronunciaba con un rotundo “no. No van a cortar la financiación del FLA”.

Además parte de la deuda a corto plazo podría pasar a medio y largo plazo, con el objetivo de evitar que el impago de alguno de los vencimientos.

Por encima de la Política

La reunión se ha mantenido en un clima “normal”, describía Montoro y ha transcurrido bajo el marco de “un carácter muy técnico”, completaba Junqueras. Más allá del sentimiento de recuperación económica no se han tratado cuestiones políticas.

Montoro afirmaba que “ninguna tensión política va a interferir en el bienestar económico de Cataluña” y Junqueras destacaba la “responsabilidad compartida con el crecimiento de la Economía”.

Una buena sintonía que ensalzaban, el primero desde el ministerio de Hacienda en el número 9 de la madrileña calle de Alcalá, y el segundo un poco más abajo, en el número 44, donde se ubica el Centro Cultural Blanquerna, dependiente de la Generalitat, y que coincidía con la noticia de la rebaja de la calificación del bono catalán  de BB- a B+. Un escalón más abajo al que Junqueras restaba importancia por su “carácter artificial”.