Nacional

CCOO reconoce que convocar una huelga en Renfe el 31 de julio “siempre es complicado”

El secretario general de CCOO de Madrid, Jaime Cedrún, reconoció este jueves que convocar una huelga en Renfe en una fecha como el 31 de julio “siempre es complicado”. Así se expresó Cedrún en una entrevista en Servimedia, en la que explicó que esa huelga, convocada por CCOO sin el respaldo del Comité de Empresa de Renfe, “es una apuesta que tiene sus dificultades y lo hemos discutido”.

A este respecto, denunció que el proceso de liberalización de los servicios comerciales del corredor a Levante puesto en marcha por el Ministerio de Fomento “es una verdadera locura”. Asimismo, indicó que este proceso liberalizador se suma, según recordó, a la segregación de Renfe en cuatro sociedades desde el pasado 1 de enero.

“A partir de ahí el conflicto estaba cantado”, prosiguió Cedrún, quien sostuvo que “no solo es algo relativo a la calidad de empleo, sino que es un intento de desmontar el sistema ferroviario que tenemos en España”. En esa línea, denunció que este proceso liberalizador es “una oportunidad de negocio para determinados sectores” que se beneficiarán de la rentabilidad de las líneas de alta velocidad mientras se cierran otras convencionales que daban servicio a territorios muy necesitados por lo que aseguró que “el malestar es muy fuerte”.

Esta huelga convocada por CCOO en Renfe el 31 de julio se suma a la convocada ese mismo día y el 1 de agosto en Adif, en este caso con el respaldo del Comité de Empresa del gestor ferroviario.

Servimedia