Nacional Noticias Política

Celaá (Educación) quiere potenciar la FP de la mano de empresarios y sindicatos

La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, anunció este martes en el Fórum Europa que “a la vuelta del verano” iniciará “contactos de alto nivel” con organizaciones empresariales y sindicales para promover una reforma de la Formación Profesional (FP) que impulse esta rama educativa con el fin de solventar las dificultades de las empresas para cubrir determinados perfiles laborales.

Celaá señaló en el citado desayuno informativo, organizado en Madrid por Nueva Economía Fórum, que su departamento y el de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social ya han comenzado a trabajar “conjuntamente para cumplir objetivos comunes y pilotar este proceso”. “Si tenemos éxito en esta tarea, será de todos, será de España. Nuestra economía y nuestro futuro como sociedad mejorará”, sentenció.

La titular de Educación y Formación Profesional recalcó que la educación no sólo es “la puerta del conocimiento”, sino también “necesaria para la prosperidad económica”. “Las economías que más apuestan por la educación, la cultura, la investigación y el desarrollo son las que crecen de manera más rápida y sólida”, dijo.

Por ello, subrayó que su departamento trabaja en “dos desafíos”. Uno de ellos es impulsar un mayor nivel de formación a la población española, sobre todo a la que tiene una cualificación más baja o carece de ella.

Apuntó que el porcentaje de titulados en Bachillerato y enseñanzas universitarias en España es similar a la media de los países de la OCDE y de la UE, pero el de titulados en FP está “muy por debajo” de las naciones desarrolladas, a lo que se añade una mayor tasa de abandono escolar temprano y de desempleo juvenil.

 

“SUPERAR ESTEREOTIPOS”

Así, apostó por revalorizar la FP considerando que las empresas tienen “dificultades para cubrir sus vacantes con personal cualificado”, puesto que, según aseguró, “en los últimos tiempos se ha perdido empuje” pese a los avances de la Formación Profesional en el último medio siglo en España.

A este respecto, indicó que trabajará en potenciar una FP orientada tanto al sistema educativo como al empleo y que integre a alumnos de 16 a 65 años en distintas modalidades de educación, tanto presencial como ‘online’ u otras.

Para ello, admitió que hay que “superar estereotipos” por los “recelos” entre dos sectores, ya que el ámbito educativo considera que la empresa supedita el beneficio económico y ésta cree que los centros educativos tienen una cierta desconexión de la realidad productiva. “La FP necesita a la empresa y la empresa necesita a la FP”, resumió.

Comentó que los centros educativos son “neurálgicos” en este cambio, puesto que “la FP no es un itinerario de segunda, hay que dignificarla”. “Hay importantes historias personales de éxito que tienen que servir de empuje para que el resto de los alumnos se sientan ilusionados por hacer su itinerario de FP”, agregó.

 

SEGUNDO DESAFÍO

Por otro lado, Celaá comentó que otro desafío es “modernizar el sistema educativo” para que los alumnos se desenvuelvan con otras competencias. “No podemos continuar instruyendo a las nuevas generaciones para hacer lo mismo que ya hacen los robots: recoger, guardar y procesar datos, actividades que los robots van haciendo cada ve mejor”, apostilló.

Para ello, propuso revisar y adelgazar los “currícula escolares enciclopédicos” diseñados antes de la irrupción de Internet, reformar el aprendizaje de materias que ayuden a resolver problemas, equipar a todos los estudiantes con un bagaje de actitudes y cualidades, y garantizar que los jóvenes puedan seguir aprendiendo a lo largo de la vida.

Celaá indicó que “la educación requiere una perspectiva de largo alcance, persistencia y paciencia”, sin ajustarse a los tiempos electorales, por lo que su departamento impulsará la búsqueda de acuerdos con los grupos parlamentarios para reformar el sistema educativo con vistas a 2030 como año de referencia.