Nacional Noticias Política

Pedro Sanchez da un vuelco a su estrategia de comunicación

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha dado un cambio en su estrategia en las últimas semanas pasando de reducidas apariciones públicas a una continuada exposición mediática en este primer cuatrimestre de año.

Conforme avanzaba 2018, desde algunos ámbitos, incluso desde su propio partido, se le criticaba que estaba “escondido” o que tenía poca presencia pública. Algunos, según fuentes consultadas empezaban a decir que estaba volviendo a pecar de lo que consideran que fue unos de sus principales “fallos” durante su “primera vida” como secretario general, como él suele decir.

Comentaban que él líder del PSOE se recluía en Ferraz, sólo tenía contadas apariciones públicas siempre en actos del partido donde no se sometía a las preguntas de los periodistas, y que, por tanto, “no tenía foco mediático”. De hecho, incluso en el seno del Grupo Parlamentario Socialista reprochaban que al no tener él escaño, el PSOE había perdido la posición de “oposición” al Gobierno que preside Mariano Rajoy, ya que el jefe del Ejecutivo se bate en el duelo parlamentario con la portavoz, Margarita Robles.

La agenda pública de enero la comenzó con un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum (9 de enero) en el que contó su propuesta para salvar el sistema de pensiones con dos nuevos impuestos, uno a los bancos y otro a las transferencias financieras, con la que marcó la agenda política y colocó la situación de las pensiones sobre la mesa.

En paralelo, comenzó su gira por distintas ciudades -la primera Granada el 11 de enero- con las llamadas asambleas abiertas en la que exponía su visión del sistema de pensiones, lo mal que a su juicio lo hace el actual Gobierno y la soluciones del PSOE para garantizar su viabilidad. Desde entonces, ha realizado 14 asambleas abiertas, la última el pasado 22 de marzo en A Coruña.

Ahora, el formato del contacto con los ciudadanos, simpatizantes y militantes, será a través de actos o mítines, según fuentes de Ferraz a Servimedia, como ya se han venido produciendo últimamente en Alto Aragón, Valencia, Cantabria, Pamplona o Albacete, o este sábado en Logroño.

Al principio se escudaba en esas asambleas abiertas para, además de explicar su alternativa, comentar algún apunte de actualidad, al igual en la intervención ante el grupo parlamentario del 6 de febrero. Desde su equipo subrayaron el éxito que suponían para los simpatizantes, de hecho ampliaron el número inicial previsto, pero había una baja cobertura en medios hasta el punto que caló la idea de que estaba “desaparecido”.

Entonces, comenzaron a ganar el pulso en su equipo próximo las voces que animaban a que Sánchez fuera teniendo más presencia en asuntos relevantes. Y llegó el Comité Federal del 17 en Aranjuez, donde se aprobó el reglamento de los estatutos del PSOE en el que se empodera a la militancia y se refuerza a Ferraz frente a los territorios. Ahí empezó una mayor exposición.

Así, el 20 de febrero, en una entrevista televisiva, anunció la escuela de Gobierno del PSOE en la que pretendía escenificar la unidad del partido con una foto con los expresidentes y exsecretarios generales, que luego no consiguió.

Le siguió otra en la ETB, en Cuatro, y unas declaraciones a los periodistas -con varias preguntas- con motivo de su asistencia al acto oficial en Sevilla por el Día de Andalucía. Todo esto, en siete días.

ADELANTO ELECTORAL

El giro mediático coincidió con su cambio también de estrategia política porque si antes era tibio respecto a las consecuencias políticas que debe asumir el Gobierno de Rajoy, el 28 de febrero, en su entrevista con ‘El Confidencial’ dio un paso más y dijo, por primera vez, que “si Rajoy no saca sus Presupuestos, tiene que convocar elecciones generales”.

Es ahí, el 28 de febrero, cuando comenzó un aumento de su exposición mediática hasta el punto de que sus críticos de antes, ahora dicen que se puede “quemar de tanto salir” a la palestra, y que debe dar más juego al resto de miembros de la Ejecutiva.

El 5 de marzo dio un paso más en esta presión al Ejecutivo y, en rueda de prensa, exigió a Rajoy que se someta a una cuestión de confianza si no hay PGE ni urnas. A esta comparecencia le siguieron declaraciones en la manifestación del 8 de marzo, en el acto homenaje por el 11-M, y la intervención mensual ante el grupo parlamentario.

La escuela de Buen Gobierno (16, 17 y 18 de marzo), que no salió como esperaban, Sánchez sólo intervino en la clausura, y los días posteriores tuvo cuatro actos públicos en los que no hubo preguntas de la prensa nacional, aunque sí alguna entrevista en medios regionales.

En el mes de abril, los Presupuestos Generales del Estado y el ‘caso Cifuentes’ han llevado a Sánchez a conceder siete entrevistas –dos radios, dos tvs y cuatro medios impresos a nivel nacional-, a dar tres ruedas de prensa y a participar en cuatro actos del partido e incluso a visitar la Feria de Sevilla y atender a los medios de comunicación. Incluso a innovar, como ocurrió el 5 de abril, con la retransmisión en directo por internet de una entrevista que le hicieron los directores de los periódicos económicos ‘Cinco Días’ y ‘El Economista’.

Su última exposición pública en Ferraz, en una rueda de prensa tras el comunicado de ‘perdón’ de la banda terrorista ETA previo al de su disolución, fue este viernes 20 de abril.