CEOE destaca que la brecha salarial ha bajado un 30% desde 2011

Un informe de la consultora PwC para CEOE refleja que la brecha salarial ajustada entre hombres y mujeres ha descendido un 30% desde 2002 y se sitúa en el 12,2%, debido “en una parte importante” a diferencias existentes en algunas compensaciones adicionales al salario base.

Así lo refleja el informe presentado este viernes por CEOE con motivo del Día Internacional de la Mujer. El documento diferencia entre brecha salarial sin ajustar y brecha salarial ajustada, que aísla el efecto en los salarios de las diferencias existentes entre hombres y mujeres en características socioeconómicas (edad, antigüedad, nivel de educación o elecciones académicas y profesionales) y en los puestos de trabajo que ocupan (jornada laboral, sectores en los que trabajan o tipo de ocupación, entre otros).

Así, mientras que la brecha salarial sin ajustar se eleva hasta un 14%, por debajo de la media europea, la ajustada se sitúa en el 12,2%.

En el informe se destaca que “aunque sigue siendo una magnitud considerable que debe ser reducida lo antes posible, la evolución durante las dos últimas décadas es positiva”, puesto que la brecha ajustada se ha reducido en un 30% desde 2002.

CEOE explica que si se desglosa el porcentaje de brecha según los distintos componentes de los salarios, se observa que “una parte importante” de dicha brecha se debe a las diferencias existentes en algunas compensaciones adicionales al salario base (horas y pagas extra, nocturnidad, turnicidad, etc.), más presentes en tipologías de trabajos y sectores con mayor presencia masculina, y que “no son discriminatorias en sí mismas”.

Si se compara la brecha por edad, se detecta que las brechas salariales entre mujeres y hombres son mayores cuanto mayor es su edad (4,9% entre menores de 30 años y 14,9% con más de 59 años).

Al igual que en el caso anterior, las brechas salariales de género que sólo se diferencian en los años de antigüedad son mayores conforme aumenta su nivel de antigüedad, y por sectores de actividad varía desde un 5% hasta un 19%.

La patronal española apuntó que entre los factores responsables de esta diferencia en los salarios se encuentran la desigual distribución de las responsabilidades familiares y domésticas y otros factores entre los que se incluyen las diferencias en los rasgos psicológicos y habilidades no cognitivas de hombres y mujeres (diferencias en la propensión a asumir riesgos y a negociar) que pueden acabar afectando a los salarios de unos y otros.

Para combatir la desigualdad y lograr una brecha de género cero, CEOE propuso fomentar la medición de las brechas salariales, avanzar hacia una progresiva mayor transparencia salarial de las empresas, contribuir a eliminar la idea extendida de que la conciliación familiar y laboral corresponde únicamente a las mujeres y lograr una verdadera corresponsabilidad.

También destacó que el trabajo de la negociación colectiva y la Administración Pública juegan un papel clave mediante el uso de los mecanismos que tienen a su alcance, como un aumento y mejora de los sistemas de apoyo y ayuda a las familias.

CEOE propuso incrementar la presencia de mujeres en puestos de responsabilidad en las empresas e instituciones, avanzar hacia una presencia equilibrada de mujeres en los órganos y procesos de negociación colectiva y promover el emprendimiento femenino.

Por último, pidió mecanismos para incrementar la concienciación y sensibilización de la sociedad, poniendo un especial énfasis en los aspectos relacionados con la educación y formación y con el rol de los medios de comunicación en la búsqueda de la igualdad de género.

Entrevistas

Crónica de bolsa

Lo más leído

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies