Nacional

CEOE pide "menos leyes y más fáciles" para que todos los empresarios sepan "lo que es legal y lo que no"

El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Juan Rosell, pidió este miércoles “menos leyes y más fáciles” para que “todos sepamos lo que es legal y lo que no”. En una entrevista en la Cadena Ser, el presidente de CEOE se pronunciaba así al ser preguntado por algunos problemas con las autoridades tributarias y laborales que han tenido algunos empresarios y, en concreto, el responsable de la patronal madrileña CEIM, Arturo Fernández, con unos supuestos pagos en dinero negro a sus trabajadores.

“Todos tenemos que dar imagen y comportarnos de la mejor manera posible”, dijo Rosell, quien en todo caso aseguró que “de vez en cuando, a lo mejor, las leyes son complicadas, difíciles de entender”. En este sentido, explicó que hay “muchos” procedimientos fiscales y de inspección laboral, y puso como ejemplo que en ocasiones tienes una “multa de tráfico o una inspección” y “en vez de lo que has pagado tienes que pagar el triple”.

Por qué no hacemos menos leyes y las hacemos más fáciles, que todos sepamos lo que es legal y lo que no”, planteó el líder de los empresarios. Según Rosell, se producen “miles de disputas entre lo que dice la empresa y lo que dicen las autoridades” fiscales o laborales, y que al final, la mitad se resuelven a favor del empresario.

Por otra parte, el presidente de CEOE se refirió al código ético que se ha impulsado en la organización, para asegurar que “más no nos pueden pedir” y señalar que “ojalá todo el mundo tuviera” las normas en esta materia que tienen ellos.

Respecto a los cursos de formación y los problemas que han surgido en Madrid, el responsable de la Confederación apuntó que en este tema “hemos de ser muy claros: las empresas pagan, las empresas deciden”.

“Seguro que con su dinero quien mejor uso va a hacer son las empresas”, defendió Rosell, para añadir que “en la negociación colectiva se decide cómo se hace la formación”. Así, subrayó que en las grandes es “muy fácil”, en las medianas “se puede hacer bastante directamente”, pero en las pequeñas como no se organice a través de organizaciones sectoriales o regionales una empresa de seis trabajadores no se puede hacer formación.

Sobre la situación concreta de Madrid, pidió que “que asuma la responsabilidad quien haya fallado en los mecanismos de control”, para indicar que se ha de “controlar todo, no solamente una parte”.

Servimedia