Sectores

Cerco al cigarrillo electrónico

– El Comité Antitabaco cuestiona la autorregulación de la publicidad de estos productos y la Asociación de Vapeadores exige un debate público.

La Comisión de Sanidad y Servicios Sociales del Congreso de los Diputados fijó este miércoles los límites de uso de los cigarrillos electrónicos y de su publicidad mediante una enmienda trasnsaccionada por PP, PSOE y CiU que contó con 43 votos a favor y una abstención. El texto aún no es definitivo, ya que tiene que pasar por el Senado.

La disposición aprobada, que modificará el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios que regulará el consumo y la publicidad de los cigarrillos electrónicos prohíbe la publicidad en televisión en programas dirigidos a menores de 18 años y en la franja horaria comprendida entre las cuatro y las ocho de la tarde.

Asimismo, también prohíbe cualquier forma de publicidad en los medios impresos destinados a menores de 18 años y en los cines donde se proyecten películas para niños.

El texto especifica que en un plazo de seis meses a partir de la entrada en vigor de la disposición, las emisoras de radio y televisión públicas y privadas y las agencias de publicidad, junto con los representantes de los fabricantes adoptarán un código de autorregulación sobre los mensajes publicitarios relativos a los dipositivos susceptibles de liberación de nicotina.

Respecto en las zonas donde no se puede fumar, son las mismas que acordó el Consejo Interterritorial de Sanidad del pasado 18 de diciembre: centros educativos, parques infantiles, centros sanitarios, instalaciones de la administración pública y transporte público.

El Comité Nacional para la Prenvencióndel Tabaquismo (CNPT) criticó la disposición aprobada por el Congreso de los Diputados por “dejar la autorregulación publicitaria en manos del sector, lo que es tanto como dar carta blanca a su interés en conseguir el mayor número posible de consumidores”. Por su parte, la Asociación Nacional Española de Vapeadores (ANEV) exigió “un debate público para defender los derechos de los vapeadores”.

Fuente: Servimedia