Empresas Sectores

China busca regular la situación de Uber

La ‘guerra’ entre taxistas y la aplicación, considerada competencia desleal por el sector, continúa

El Gobierno chino prepara reformas legales para integrar los servicios de taxi convencional con los nuevos sistemas de economía colaborativa, como Uber, según han explicado fuentes oficiales chinas.

Así, el Ministro de transportes del país asiático, Yan Chuantang, ha explicado que algunos expertos del sector han puesto en marcha diversos debates con el fin de esclarecer los pasos a seguir en el camino de profesionalizar este tipo de servicios por internet.

Sin embargo, este problema no solo afecta a China, y así lo ha recordado el portavoz del ejecutivo chino, al recalcar las huelgas de taxistas que se han producido en ciudades tan importantes de Europa como Madrid o París.

“Estos productos llegan a ciudades donde la relación entre la oferta y la demanda no es equilibrada, surge inestabilidad en el mercado y esto requiere de administración y reformas institucionales”, aseguraba Chuantang en este sentido, para continuar confirmando que “los subsidios por parte de empresas de búsqueda de transporte son competitivamente injustos para los taxistas”.

De hecho, durante el último año se prohibió la operación de Uber y sus imitadores en algunas ciudades de este país, abriéndose, incluso, algunas investigaciones por competencia desleal. Un hecho que no ha frenado la expansión de la aplicación a través de sus canales de distribución predilectos: internet y los smartphones. Así, han llegado, también, a acuerdos con algunas firmas de transporte tradicional.

De cualquier forma, el ministro ha manifestado que los taxis deberán adaptarse a las nuevos modelos de negocio que trae internet, lo que crea “servicios diversificados” en los que el mercado se encargará de establecer los costes.

La situación en España

En los últimos días, en España ha saltado la noticia de que el Gobierno español cree que la plataforma Uber constituye un servicio en el ámbito del transporte; como había denunciado la asociación Élite Taxi, que ha llevado el caso a los tribunales por considerarlo competencia desleal y por ofrecer estos sin licencia legal alguna.

Por su parte, la Comisión Europea ha dejado en manos del juez de Barcelona, José María Fernández Seijo la determinación de si Uber es un proveedor real de transporte o si solo se trata de una actividad de intermediación electrónica.

Diario Financiero