Economía

China desata un nuevo desplome en la renta variable

Las bolsas europeas han iniciado la sesión con descensos del -3%, contagiadas por la caída en picado del mercado chino, donde los índices locales se han suspendido a la media hora de abrir tras alcanzar una caída del -7%, que es cuando se activa el mecanismo que establece el regulador para evitar males mayores. Sin embargo, lo que están consiguiendo estas medias, es generar una mayor desconfianza.

La bolsa de Hong Kong y Japón sí han podido desarrollar la sesión con `normalidad´ y han cerrado con pérdidas del -3,09% en el Hang Seng y del 2,33% en elNikkei.

Ayer el Wall Street los principales índices registraron descensos cercanos al -1,5%, a pesar de los buenos datos de la encuesta de empleo ADP. La otra gran referencia del día fue la publicación de las actas de la última reunión de la Reserva Federal, en la que se anunció la subida de tipos. El informe reitera que en el futuro la subida será gradual y que hubo unanimidad a la hora de tomar la decisión, si bien recuerda que algunos miembros siguen preocupados por los bajos niveles de inflación.

La preocupación por China no ha tardado en trasladarse a las materias primas, que sufren tras ver cómo la demanda de China  podría ser inferior a la que se esperaba. El petróleo, que ayer cayó un -6%, hoy lo hace un -4% adicional. La situación es similar o incluso peor para otras materias primas, por lo que son las mineras, siderúrgicas y petroleras las más castigadas en la apertura.

Con las bolsas tan convulsas, los inversores buscan refugio en el oro (1.090 dólares por onza) y bonos de países solventes como el alemán, donde la rentabilidad del bund a diez años ya se sitúa por debajo del 0,50%. En España, la prima de riesgo cotiza en los 116 puntos básicos.

El Ibex cotiza en los 8.940 puntos, en mínimos desde 2013. Cede un -2,75% en el día y un -6% desde que empezó el año. Las cosas no son mejores en el resto de plazas europeas: la bolsa francesa pierde un -2,5% y la alemana, con mayor exposición a China, lo hace más de un -3%.

Con los 35 valores del selectivo español en rojo las mayores caídas corresponden a Arcelormittal, Popular, Repsol, y su accionista Sacyr, que se dejan más del -4%. Las que menos caen son Grifols (-0,8%), Bankia (-1,3%) y Red Eléctrica (-1,9%).

Felipe López-Gálvez, Selfbank