Economía

China vuelve a causar una oleada de ventas en el mercado

Las bolsas han vuelto a sufrir una jornada de mucha tensión a raíz de otro desplome en el mercado chino esta madrugada, que se ha trasladado rápidamente al resto del mundo. Tras una brusca caída en la apertura, los ánimos se han calmado a lo largo de la jornada, algo que no ha evitado que las bolsas europeas cerraran en rojo.

El Ibex ha llegado a perder los 8.900 pero han podido a rebotar un +1,8% desde los mínimos del día. Al cierre, la caída ha quedado en el -1,50%, lo que deja al selectivo en los 9.059 puntos. En el resto de bolsas europeas las caídas han sido incluso superiores: DAX alemán -2,2%, CAC francés -1,7% o FTSE británico -1,9%.

A pesar de que la bolsa china ya veía dando avisos de burbuja y sabíamos que algo así podía ocurrir, sorprende la contundencia de las caídas.

El mercado está empezando a descontar que la ralentización de china será más rápida de lo que se esperaba. Aunque China `solo’ supone el 17% del PIB mundial, lo cierto es que ha sido el país que ha liderado el crecimiento de la economía mundial en los últimos años, y está llamada a seguir haciéndolo en el futuro.

Y no solo eso, sino que gran parte de las empresas extranjeras tienen puestas muchas esperanzas en China a la hora de aumentar sus ingresos durante los próximos años. Es por ello que hoy hayamos presenciado caídas en prácticamente todos los sectores, desde materias primas hasta automovilísticas, pasando por la industria farmacéutica. Para las que tienen intereses allí, la devaluación que está sufriendo el yuan chino también es un factor negativo para sus cuentas.

La exposición directa del Ibex en China es bastante limitada, pero no las consecuencias que el aterrizaje forzoso de la economía china tendrá en regiones como Latinoamérica, de la que tanto dependen las grandes empresas españolas. China es el principal socio comercial de Brasil, un país de dónde proceden el 25% de los ingresos de compañías como Telefónica o Banco Santander.

Con este panorama, las que más han sufrido han sido una vez más las compañías ligadas a las materias: Repsol -3,96%, Arcelormittal -5,33% o Acerinox -4,73%. Entre medias se ha colado Sacyr, que es propietaria de casi el 9% de Repsol y ha perdido un -5,77% hoy.  Han sido solo dos los valores que han cerrado en verde dentro del selectivo: Endesa +1,02% y FCC +0,73%.

El mercado deuda también se ha ido normalizando a lo largo del día. Al cierre, la rentabilidad del bono español a diez años ha subido hasta el 1,74% y la prima de riesgo hasta los 120 puntos básicos.

Felipe López-Gálvez, Selfbank