Nombramientos

Christos Stilianides, nuevo coordinador europeo para gestionar la crisis del ébola

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea han nombrado este jueves al nuevo comisario de Ayuda Humanitaria, el chipriota Christos Stilianides, como nuevo coordinador europeo para gestionar la crisis del ébola, según ha informado el presidente del Consejo, Herman Van Rompuy.

“El nuevo comisario Stilianides nombrado coordinador de la Unión Europea para luchar contra el ébola, por el Consejo europeo”, ha adelantado Van Rompuy a través de su cuenta en una red social. Su labor será la de trabajar en “estrecha coordinación” con las instituciones europeas y los Estados miembros, pero también con socios y organismos internacionales.

Los líderes europeos se encuentran en Bruselas en una cumbre principalmente dedicada a cuestiones de clima y energía, pero en la que también han abordado la crisis del ébola para reafirmar su compromiso de unir esfuerzos contra la enfermedad.

Para ello, se han comprometido a invertir más en la lucha contra el virus ébola desde los países de origen del brote, en África occidental, y evitar así su propagación a Europa; si bien han evitado poner una cifra concreta a ese compromiso.

“Es necesaria una respuesta duradera, coordinada y aumentada”, dice el texto de conclusiones suscrito por los líderes europeos, en el que recuerdan que la suma de fondos anunciados por los Estados miembros y la Comisión Europea supera ya los 500 millones de euros.

Los Veintiocho, sin embargo, no responden de momento a la petición lanzada por el primer ministro británico, David Cameron, para que la contribución europea a la lucha de esta enfermedad se elevara hasta los 1.000 millones de euros.

La última aportación de las arcas comunitarias ha sido una ayuda de 24,4 millones de euros anunciada este mismo jueves por la Comisión Europea. Un apoyo que se destinará a costear cinco proyectos de investigación para medicamentos y tratamientos.

El documento también recoge la necesidad de una “asistencia adicional” para ofrecer una mejor respuesta sobre el terreno, en especial en lo que al envío de personal médico y equipamiento se refiere y a “reforzar” los controles a las personas que viajen desde los países de riesgo.

Además, refrendan la voluntad ya expresada por los ministros de Sanidad y de Exteriores de la Unión Europea en reuniones anteriores para asegurar el “tratamiento adecuado” a los trabajadores sanitarios internacionales desplazados a la región, incluida su evacuación si fuera necesario.

Otras propuestas para mejorar la gestión de esta crisis sanitaria son las de canalizar el despliegue de voluntarios y expertos sanitarios a través del Centro de coordinación de respuesta a emergencias (ERCC, por sus siglas en inglés), organismo sobre el que también se apoyará el nuevo coordinador.

La Unión Europea ve en el brote de ébola en Sierra Leona, Guinea y Liberia una “amenaza” para la estabilidad y la paz de la región de África occidental y por ello la Comisión y el servicio exterior trabajarán en un paquete de medidas con las que afrontar “las implicaciones políticas, de seguridad y económicas”.

A juicio de los Veintiocho, es necesario apoyar a los países más afectados por el brote porque será la manera “más eficaz” de evitar su propagación fuera de esa región, pero reconocen también la necesidad de reforzar la capacidad de respuesta en la Unión Europea, tras el caso de la enfermera española Teresa Romero, primer y único contagio en suelo comunitario hasta el momento.

Para ello, las conclusiones de los líderes europeos contemplan nuevas medidas de precaución con las que reducir el riesgo de contagio, por ejemplo abriendo la puerta a acciones coordinadas como los controles en entrada a la UE.

 

EUROPA PRESS