Política Sectores

Nueve de cada diez incendios se deben a la acción humana

Diario Financiero les aporta las claves para evitar que se quemen nuestros bosques

El ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente alerta a los ciudadanos de que el riesgo de incendios aumenta con las altas temperaturas previstas para este fin de semana y, en especial, para todo el verano.

El 95 por ciento de los incendios forestales se deben a la acción humana. Bien por descuidos o despistes, evitarlos está en nuestras manos. Con tal motivo, hace un llamamiento para evitar que se produzcan estas catástrofes.

Claves

A los fumadores, se les recuerda que no deben tirar colillas encendidas o fósforos al suelo porque pueden provocar fuego. También se les recomienda no arrojar ni dejas basura fuera de las papeleras porque pueden favorecer el inicio de un incendio al contacto con el fuego.

Para los que van de acampada, las hogueras solo pueden prenderse en zonas y épocas autorizadas, ya que puede escapar alguna chispa que termine en una fuerte llamarada. Agricultura también les recomienda no dejar lámparas encendidas al ausentarse del campamento.

La quema de rastrojos solo se puede producir con una autorización y, en todo caso, evitarlas en día de fuerte viento o sequía. Aun con todo, si se realiza la quema es necesario estar pendiente y no abandonarla hasta no estar seguiros de que esté totalmente apagada.

Por otro lado, para evitar incendios es necesario también mantener limpios los caminos y carreteras, evitando la excesiva frondosidad y vegetación seca. Al mismo tiempo, recomienda también no utilizar motosierras, desbrozadoras, soldadores, sierras radiales o herramientas que puedan provocar chiscas en las proximidades a zonas forestales.

Qué hacer si ve un incendio o se participa en su extinción

Si se está de acampada y se observa un incendio, lo primero que hay que hacer es llamar al número de emergencia 112 y pedir ayuda. En el caso de que se vea amenazado por el fuego, se recomienda intentar bordearlo y huir rápidamente, pero nunca hacia la montaña. A esto hay que sumarle la recomendación de llevar la menor carga posible. Recuerda, lo importante eres tú, no tus pertenencias.

Si se participa en la extinción de un incendio forestal, no se debe trabajar nunca de forma aislada y siempre a las órdenes de la autoridad competente.

Cuando está colaborando un avión o un helicóptero, hay que procurar protegerse y alejarse de su trayectoria cuando va a lanzar el agua.

Y muy importante, no arrojar agua a los cables eléctricos.

Yasmina Pena