Empresas PYMES

Claves para triunfar en una startup

Una startup es una empresa de creación con grandes posibilidades de crecimiento, una forma de crear una empresa cada vez más habitual en España. Talentoscopio ha presentado un decálogo para que las startups tengan el mejor equipo para sus proyectos.

Lo primero de todo es la empatía, hay que conocer el máximo posible sobre los clientes para crear propuestas que realmente aporten valor a la empresa. Hay que conocer las principales preocupaciones de los clientes, saber lo que escucha, conocer sus personas influyentes, lo que le interesa y su entorno.

El segundo puesto de este decálogo lo ocupa la inteligencia cultural, es decir, la habilidad para reconocer, leer y adaptarse a otras culturales, detalles y gestos a veces imperceptibles, para ser más efectivos a la hora de trabajar y de negociar con personas de otros países.

Es importante también crear comunidades entre los miembros que trabajan en un proyecto determinado y también para conocer mejor al cliente. Otra de las actitudes valoradas por las startups es el consumo colaborativo. Por un lado, hay una ruptura con el individualismo de consumo y por otro, una apuesta por compartir e intercambiar estableciendo redes de colaboración. Se está produciendo una evolución en el concepto tradicional de compartir, intercambiar y alquilar para introducir un componente clave, como el de la tecnología y la comunicación por diferentes canales.

Cualquier startup tiene que tener capacidad para innovar a la hora de dar soluciones a problemas complejos y concretos. Además, la orientación a resultados es fundamental para la supervivencia de los proyectos, a la hora de invertir se presta mucha atención a los análisis financieros. “Sin Talento no hay métricas posibles”.

El primer estudio sobre el Talento en Startups realizado por Talentoscopio determinó que el 56 por ciento de los inversores consultados echan en falta más compromiso por parte de los CEO y cofundadores.El octavo punto de este decálogo lo ocupa la adaptación al cambio, para todo proyecto es importante saber ajustarse a las necesidades del momento e incluso anticiparse a ellas.

El anteúltimo punto es la capacidad de gestión, principalmente importante cuando los equipos empiezan a crecer, y por último, hay que ser solidario, ser capaces de entender las necesidades de los demás, aportar soluciones, dar valor y hacerlo con pasión permitirá generar un bienestar que afecte positivamente la vida de miles de personas.