Empresas Sectores

Claves para viajar más barato

Los españoles se pueden ahorrar una media de 228 euros en sus vacaciones si viajan en fechas específicas

El verano acaba de llegar. Gozamos de un mejor humor, disfrutamos del buen clima, de las buenas sensaciones y de esos días libres tan esperados para poder pasarlos junto con nuestros amigos o familia. Ese tiempo ha llegado, pero ¿has organizado ya tus vacaciones?

Muchas veces nos dejamos llevar por el miedo a gastarnos gran parte de nuestros ahorros durante el verano y decidimos prescindir de vacaciones. Sin embargo, existen muchas opciones económicas para poder pasar unos días agradables en cualquier lugar a precios que se adaptan realmente a nuestras necesidades.

El portal de viajes Skyscanner manifiesta que los españoles se pueden ahorrar 228 euros de media en sus vacaciones si vuelan en algunas fechas específicas, las cuales son más baratas. Y es que el precio de las reservas comienza a incrementarse a partir de la segunda semana de junio. Por ello, desde Diario Financiero te ofrecemos las mejores alternativas para viajar más barato.

Coche:

Si vais un grupo de amigos o familiares a una zona a la que se puede ir en coche, sin duda es una opción muy barata.

Si el viaje es en familia, el billete de uno podría ser similar al gasto de combustible del automóvil.

Si es un viaje de amigos, la opción es más económica porque el coste del combustible se reparte entre todos.

¿No tienes coche? En los portales Blablacar y Amovens hay muchas personas buscando compañeros de viaje para ayudarles en los gastos y hacerles has horas de carretera más amenas.

Autobús:

No siempre es la opción más barata porque en ocasiones, las ofertas de avión son más económicas. Para que el billete te salga excesivamente barato hay que comprarlo con meses de antelación, y para qué negarlo, por el mismo precio se pueden encontrar formas más rápidas de llegar al destino.

Eso sí, el precio del billete no varía de un día a otro, incluso se puede comprar el día anterior u horas antes de la partida al mismo precio que hace semanas.

Tren:

El ferrocarril es un ejemplo similar al autobús. Los billetes son ligeramente más baratos que el de otros tipos de transporte, pero hay que cogerlos con mucha antelación y días señalados de la semana.

Entre semana (preferiblemente los miércoles) los precios son mucho más bajos que en los fines de semana. Si lo coges con bastante antelación, el trayecto de larga distancia podría salir a menos de 20 euros.

Para los más arriesgados, los que les gusta hablar con otros pasajeros o van un grupo de amigos, también están disponibles las mesas de cuatro, en las que los precios son también bastante más baratos que los asientos individuales.

Avión:

Los viajeros que vuelan entre el 7 y 13 de septiembre se pueden ahorrar un 35 por ciento en los billetes que si viajan en las fechas más caras, del 27 de julio al 2 de agosto.

Para reservar el vuelo, skyscanner dice que la forma más barata de cogerlos son con 8 semanas de antelación, es decir dos meses. Pero no sirve cualquier día para realizar esta reserva, sino que el mejor día para comprar los billetes son los domingos.

Pero en el precio también influye el día de la semana en el que se viaja. Al igual que en el tren, los billetes de avión son más económicos si se vuela el miércoles o jueves a la mañana. Para los que no viajan de fin de semana, les interesa saber que los vuelos del sábado de madrugada son más baratos que otros días.

Apartamentos:

Los apartamentos suelen ser la mejor opción para pasar unas vacaciones en familia o con amigos, tanto en España como en el extranjero. Sus precios son mucho más reducidos que los de los hoteles puesto que no ofrecen regímenes de comidas o servicios de limpieza.

Sin embargo, quienes se decantan por esta opción gozan de la comodidad de “estar como en casa”, además de más espacio y libertad para moverse dentro de las instalaciones.

Eso sí, para reservar es difícil encontrar un apartamento para una noche o dos, salvo en fines de semana, puesto que pernoctar en este tipo de alojamientos es recomendable para aquellos que van a pasar fuera entre una semana y quince días.

Lo recomendable es gestionar las reservas en temporada media y con suficiente antelación para que el precio sea más económico. No obstante, si tu tiempo no lo permite y viajas

Hoteles:

Si prefieres la opción del hotel, trata de decantarte por temporada media o baja. No obstante, si tu tiempo no lo permite y viajas en fechas señaladas, lo recomendable es gestionar la reserva con suficiente antelación para que el precio sea más económico.

A veces, puedes llegar a encontrar incluso mejores ofertas que en otras  modalidades de alojamiento, además de disfrutar de todos los servicios que ofrecen los hoteles. La clave para ello es utilizar buscadores que te permitirán encontrar y comparar los mejores precios.

Además, siempre tendrás la opción de recurrir a páginas como Groupalia, Groupon o Buscounchollo, entre otros, donde encontrarás packs a muy buen precio.

Campings:

Si lo vuestro es el contacto con la naturaleza y la aventura el camping es la mejor opción. Estas parcelas disponibles para instalar tiendas de campaña suelen estar muy cerca de zonas turísticas y apartadas del alboroto y colapso de la ciudad.

El precio suele incluir, además del emplazamiento de unos 80 metros cuadrados, agua, desagüe y electricidad.

No obstante, en muchas ocasiones es preciso pagar un poco más y contratar más potencia de energía o servicios de parking para estacionare el vehículo.

Autocaravanas:

¿Tu vida va sobre ruedas? Eso quiere decir que eres un aventurero nato y quizá la mejor opción sea una autocaravana.

Si el sueldo no lo permite y os gustaría viajar en este medio de transporte no es necesario comprar el vehículo, puesto que existen empresas de alquiler que ponen a vuestra disposición la autocaravana por un periodo mínimo de siete días (tres días en fines de semana).

Se trata sin duda de la mejor opción si queréis visitar muchos lugares en poco tiempo y no depender de horarios de entrada y salida en los lugares de alojamiento.

Lo más recomendable es viajar en temporada media (del 1 de abril al 30 de junio y del 1 al 30 de septiembre) y hacerlo en compañía para que los gastos de comida y carburante resulten más económicos.

Albergues:

Esta modalidad de alojamiento está destinada, principalmente, a gente joven y aventurera a la que no le importa compartir habitación con otros viajeros para ahorrarse dinero y conocer gente.

Los albergues suelen estar entre los 15 y 20 euros por noche. Aunque a veces puedes encontrar precios de hasta cinco euros. Es, sin duda, una de las opciones más baratas en las que se pueden encontrar verdaderos chollos. Además, en muchos casos estos alojamientos ofrecen, incluso, el desayuno y suelen incluir taquillas para guardar tus pertenencias.

Eso sí, cuanto más barato sea, mayor será el número de viajeros con los que compartirás habitación y baño, pudiendo llegar hasta 24 personas.

Couchsurfing:

El couchsurfing es, probablemente, la modalidad hecha para los más aventureros que no tienen miedo a nada ni nadie. Se trata de una red de viajeros que sirve para prestar “sofás” con el fin de que otros puedan dormir en tu casa. En este caso no hay dinero de por medio, es totalmente gratuito, ya que el espíritu es ayudar al viajero y facilitarle un lugar donde pasar la noche.

Yasmina Pena / Asun Infante