Empresas

Cebrián (El Ganso): “Hay que aprender del fracaso y no tirar la toalla"

Clemente Cebrián estudió CC. Empresariales en CUNEF y es junto a su hermano Álvaro uno de los fundadores de El Ganso, una marca de ropa, calzado y accesorios de hombre, mujer y niño que nació a finales del año 2006.

– Navidades de 2006 y decidís que queréis emprender. ¿Cómo surge El Ganso?

Surge a raíz de ver un nicho de mercado que estaba más o menos libre. Buscamos ropa de calidad con diseño y un precio lo más asequible posible.

– ¿Por qué le ponéis de nombre El Ganso?

Se le ocurrió a Álvaro. Nos parecía elegante la figura de un ganso a la par que divertido por la típica expresión española de “eres un ganso” y como nuestro objetivo era crear una marca elegante a la par que diferente nos pareció que encajaba perfectamente.

– Vuestra familia si tenía alma emprendedora. ¿Emprendedor nace o se hace?

En casa lo hemos visto desde pequeños porque mi padre y mi abuelo son y han sido empresarios, y por parte de mi madre tenemos una raíz artística muy importante.

– Da tiempo a cometer muchos errores en este tiempo. ¿De cuáles te acuerdas más?

Hemos aprendido mucho. Cometimos errores como confundirnos con un distribuidor francés hasta ir a ferias internacionales donde no detectamos bien el negocio. En general muchos errores, pero lo importante es sacar el lado positivo de ellos.

– Siete años después, ¿Cuántas tiendas tenéis y en cuántos países? ¿Cuánto factura al año El Ganso?

Ahora mismo contamos con 77 tiendas, y dentro de nada ya serán 80. A finales de año esperamos llegar a las 100 tiendas y por el momento estamos en  Francia, Inglaterra, Portugal, Chile, México, Holanda e Italia. El año pasado facturamos 38 millones de euros.

– ¿Habéis notado la crisis? ¿Cuánto empleo da El Ganso?

Estamos creciendo mucho pero la primera tienda que se abrió fue en el año 2006 y comenzamos a crecer a partir del 2008. Lo importante es que hemos tirado hacia adelante y contamos con unas 320 personas trabajando con nosotros.

– Vendéis por Internet, ¿no os da la tentación de vender solo por Internet y ahorrar en locales?

La página web está creciendo mucho, pero creemos que el canal online sin el canal físico no es posible, ambos se retroalimentan, uno sin el otro en El Ganso, no tienen cabida.

 – Como emprendedor, ¿qué consejo te gustaría dar?

Aprender del fracaso es fundamental, yo creo que hay que seguir insistiendo y no tirar la toalla.