Noticias

CLH cerró 2015 con más beneficios y más presencia internacional

Por primera vez integra a su filial británica dentro de los resultados consolidados del grupo

El grupo CLH alcanzó un volumen de negocio de 601,8 millones de euros para el ejercicio 2015, lo que supone un crecimiento del 15,2 por ciento respecto al año anterior, según ha informado la propia compañía este martes, a través de nota de prensa.

A pesar de estos datos, los beneficios después de impuestos se quedaron en 174,2 millones de euros –un 11 por ciento más que el obtenido en 2014-. Este fenómeno se explica por el aumento de la actividad en España y por la consolidación, por primera vez en la historia, de los resultados de la filial británica, CLH-PS.

Aumenta la actividad

En lo que se refiere a la actividad de la empresa, el 82 por ciento del total representa a los productos de tierra.  Por otro lado, las retiradas de carburantes de automoción crecieron cuatro puntos y medio, mientras que la salida de fuelóleos se incrementó en 20 puntos y medio, debido al mayor uso de combustible en las plantas de generación eléctrica.

La salida de productos de aviación subieron un siete por ciento y la retirada de productos de marina lo hicieron en un 8,9 por ciento. En general, informan desde el comunicado de prensa, la demanda mayor se explica por el crecimiento económico y el incremento de la demanda interna.

Expansión internacional

Un año en el que las inversiones realizadas crecieron desde los 60,9 millones de euros, hasta los 209,6 millones de 2015. Del total, un 28,6 por ciento se corresponden con operaciones realizadas en España y el 71,4 por ciento lo acapara la inversión internacional.

Cabe destacar en este punto que la expansión mundial experimentó un importante ascenso como consecuencia de la adquisición de la empresa GPSS en Reino Unido y el desarrollo de un proyecto de construcción de infraestructuras logísticas en Qatar.

Por su parte, en España se destinó un 63,5 por ciento de los recursos a las instalaciones de almacenamiento y aeropuertos, mientras que el 17,8 por ciento del total se ligaron a proyectos de protección medioambiental.

Otra parte menos significativa del presupuesto fue redirigido a programas de mejora en la infraestructura del transporte, el desarrollo de aplicaciones informáticas y a la adquisición de maquinaria y equipos.

Diario Financiero