Empresas

CLH repartirá dividendo e invertirá 60 millones en ampliar infraestructuras

La junta general de accionistas de CLH acordó este martes el reparto de un dividendo complementario con cargo a los resultados de 2013 de 0,563 euros brutos el próximo 12 de mayo, que, tras aplicar las retenciones correspondientes quedará fijado en 0,445 euros, y ánunció una inversión de 60 millones en 2014 para la ampliación de infraestructuras.

Así lo ha aprobado la junta en una asamblea a la que han acudido 34 accionistas con un capital equivalente al 99,20% del total, en la que el presidente del grupo CLH, José Luis López de Silanes, anunció que la compañía invertirá más de 60 millones este año.

En concreto, unos 30 millones se destinarán a la ampliación y mejora de las instalaciones de almacenamiento de CLH, fundamentalmente la construcción de una nueva instalación de almacenamiento en el puerto de Bilbao y la adaptación de la instalación de almacenamiento de Algeciras para el servicio de ‘blending’, según informó la compañía en nota de prensa.

Asimismo, CLH invertirá cerca de 10 millones en la finalización del oleoducto de conexión entre la instalación de almacenamiento de San Fernando de Henares-Torrejón de Ardoz y el aeropuerto Adolfo Suarez Madrid-Barajas.

Además, también se destinarán más de 16 millones a mejoras medioambientales y de seguridad, e invertirá 5 millones este año en el desarrollo del nuevo proyecto internacional en Omán.

PROYECTO EN OMÁN

CLH ha puesto en marcha el primer proyecto internacional de la compañía en sus 85 años de historia, para lo que “se ha constituido una empresa conjunta con la empresa omaní Orpic, filial de Oman Oil Company, socio de referencia de CLH desde 2003”, explicó López de Silanes.

Esta nueva compañía conjunta llevará a cabo una inversión de 200 millones de dólares (144,7 millones de euros) entre 2014 y 2017 para construir una nueva terminal en Omán y una red de oleoductos de más de 290 kilómetros que conectará la nueva terminal con las refinerías de este país y con el aeropuerto internacional de su capital, Muscat.

El primer tramo de esta red de oleoductos consistirá en la conexión entre la refinería de Muscat y el aeropuerto internacional, cuya entrada en funcionamiento está prevista para el primer semestre de 2016, y la nueva planta de almacenamiento y el oleoducto de conexión con la refinería de Sohar en el primer semestre de 2017.

Durante la junta se ha reelegido también a la firma PwC como auditor de la empresa y se han ratificado los nombramientos por cooptación de varios consejeros dominicales, además de haberse aprobado las cuentas anuales correspondientes al ejercicio 2013.