Empresas

Coca-Cola desmiente a los sindicatos: no hay readmisión "automática"

Señala que tendrán que esperar a una sentencia firme, y anuncia que el embotellador recurrirá la decisión de la Audiencia Nacional

Coca-Cola Iberia señaló este viernes que la sentencia de la Audiencia Nacional que declara nulo el ERE de Coca-Cola Iberian Partners supone la “innecesaria” prolongación del proceso de reestructuración, ya que “no afecta” a la situación de las cuatro plantas cerradas ni supone la reincorporación automática de los trabajadores afectados.

Así lo señaló la compañía en un comunicado en el que aclara que los trabajadores afectados por el ERE anunciado el pasado mes de diciembre “tendrán que aguardar a una sentencia firme tras el recurso”.

Coca-Cola Iberia indicó que la sentencia de la Audiencia Nacional, que declara nulo el expediente de regulación, será recurrida por el embotellador, Coca-Cola Iberian Partners, y supone la “innecesaria prolongación” del proceso de reestructuración. Por ello, sostuvo que “lo que más” preocupa a la compañía es la situación de “incertidumbre” que se va a provocar en los cientos de trabajadores que “libremente” se acogieron a las “generosas” medidas de bajas incentivadas, prejubilaciones y recolocaciones que el embotellador les ofertó.

“Más allá de la calificación jurídica, y de la valoración que hagan los sindicatos, hay que plantearse si esta sentencia no acabará perjudicando finalmente a los intereses de los trabajadores”, añadió la compañía.

“INCOMPRENSIBLE” NULIDAD

Asimismo, Coca-Cola Iberia resaltó que “llama la atención” que la sentencia, “a pesar de validar los postulados del embotellador” concluya “incomprensiblemente” en nulidad.

En este sentido puso como ejemplo que, en contra de lo argumentado por los sindicatos, la sentencia valida que el embotellador “sí es un grupo de empresas” y que la mesa de negociación estaba “bien constituida”, y no cuestiona la justificación del ERE.

Frente a ello, la razón por la que la sentencia declara nulo el proceso es que “no se dio a la representación sindical un plan industrial claro que hubiera ayudado a entender la complejidad de todo el proceso”, lo que “no había sido cuestionado por los sindicatos ni es un requisito exigido por la ley”. Además, el embotellador entregó a los representantes de los trabajadores “toda la documentación precisa para explicar dicho plan”, apostilló Coca-Cola Iberia.
FUENTE: SERVIMEDIA