Empresas

Coca-Cola Iberian Partners retoma dividendo tras subir beneficio operativo un 46% y mantener ventas

El total de gastos de reestructuración en 2013 y 2014, incluido el ERE, asciende a 208 millones

Coca-Cola Iberian Partners logró un beneficio operativo de 311 millones de euros en 2014, lo que supone un incremento del 46,8 por ciento respecto al año precedente, con un resultado operativo normalizado de 212 millones de euros, según ha informado la compañía, que ha decidido retomar el dividendo con el pago de 0,1 euros por acción.

La firma ha celebrado este lunes su junta general de accionistas con la mirada puesta en una estrategia de crecimiento futuro nacional e internacional tras un año marcado por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE).

De hecho, el embotellador único de Coca-Cola en España ha cuantificado en 208 millones de euros los gastos de reestructuración en 2013 y 2014, incluidos los del ERE.

Del beneficio operativo del pasado ejercicio, 239 millones de euros corresponden al resultado de explotación, a los que hay que añadir 72 millones de euros en concepto de costes de reestructuración. En 2013, el resultado operativo normalizado incluye los 76 millones de euros correspondientes al resultado de explotación anualizado, más 136 millones en concepto de costes de reestructuración.

La compañía registró en 2014 un volumen de ventas por importe de 3.010 millones de euros, un 0,2 por ciento menos que en el ejercicio anterior,  lo que refleja una estabilidad tanto en ventas como en ingresos.

Coca-Cola Iberian Partners, constituida en febrero de 2013, ha precisado que para analizar los resultados es necesario tener en cuenta que el ejercicio fiscal 2013 se corresponde con los últimos siete meses de 2013, mientras que el ejercicio fiscal 2014 está integrado por los doce meses del año. En consecuencia, la equiparación de los resultados obtenidos sólo se puede realizar si se anualizan los resultados correspondientes a 2013.

La compañía ha subrayado que los resultados financieros conseguidos demuestran que la decisión de integrar las ocho embotelladoras fue “acertada”, al tiempo que ha resaltado que los datos económicos le sitúan en una “excelente” posición para crecer orgánica e inorgánicamente, tanto en España como en el exterior.

Optimización de costes por 220 millones

A lo largo de 2014, Coca-Cola Iberian Partners realizó inversiones por importe de 83 millones de euros, destinadas al proceso de integración, inversiones industriales, compra de vidrio y adecuación de líneas para el lanzamiento de la nueva botella de Coca-Cola Contour.

Durante su intervención ante los accionistas, la presidenta del embotellador único de Coca-Cola en España, Sol Daurella, ha destacado que Coca-Cola Iberian Partners ha conseguido convertirse, en tan solo año y medio, en la primera compañía del sector de alimentación y bebidas de la península ibérica gracias al proceso de integración de las ocho compañías embotelladoras iniciado en febrero de 2013.

“El proceso de integración era un paso ineludible y necesario que ha marcado el punto de partida para la construcción de una compañía dimensionada, con capacidad de afrontar los retos que plantea el futuro y sentar las bases del crecimiento y la expansión”, ha subrayado.

Así, el nuevo modelo ha permitido una optimización de costes por importe de 220 millones de euros.

Coca-Cola Iberian Partners ha reiterado que la integración ha permitido a la compañía hacer frente a la caída de consumo en España y ofrecer oportunidades para competir internacionalmente contra estructuras mejor dimensionadas.

Asimismo, la compañía ha considerado que se pone en marcha un “nuevo modelo organizativo” adecuado a las necesidades actuales y de futuro del mercado, que aprovecha las mejores prácticas internas.

De esta forma, la compañía ha dado los primeros pasos para llevar a cabo la ejecución ordenada de la sentencia del Tribunal Supremo y de la Audiencia Nacional, que anularon el expendiente de regulación, e incorporar a todos los trabajadores afectados por el ERE que así lo soliciten.

Por otro lado, ha incidido en el desarrollo de un nuevo modelo productivo cuyo objetivo es ofrecer el mejor servicio a consumidores y clientes, convirtiéndose en su socio a largo plazo, mientras que el nuevo modelo ha incidido favorablemente en procesos internos que han repercutido tanto en el ahorro de costes como en su sostenibilidad.

El embotellador único ha destacado además la optimización de las relaciones con proveedores, con un sistema de compras ‘7 steps’ de gestión conjunta y aprovisionamiento, que permite mejorar la rentabilidad de las operaciones y un significativo ahorro de costes.

“Los pilares estratégicos, el dimensionamiento de Coca-Cola Iberian Partners y el hecho de haber arrancado sin deuda, han sido claves para la generación de beneficios y garantizar la capacidad financiera necesaria para crecer y crear valor en el futuro”, ha resaltado la firma.

Después de un ejercicio, 2013, en el que la firma acordó no repartir dividendo para fortalecer el nuevo modelo, la junta general de accionistas ha acordado el pago de un dividendo de 0,1 euros por acción.

Asimismo, ha ratificado la incorporación de los nuevos consejeros: Alicia Daurella de Aguilera, Francisco Ruiz de la Torre Esporrín y Jaime Castellanos Borrego.

Europa Press