Destacado Empresas Noticias

Coca Cola, Unilever y Siro, el podio de la economía circular en España

Coca-Cola, Unilever, Siro, Damm y Pascual son las cinco empresas que lideran e impulsan la economía circular en España, que se basa en tres principios: producir, consumir y reutilizar, según un estudio realizado por el Instituto Coordenadas de Gobernanza y Economía Aplicada.

The Coca-Cola Company anunció a principios de año su nueva estrategia mundial en materia de envases ‘World Without Waste’ (‘Un Mundo sin Residuos’), con el objetivo global de lograr en 2030 recoger y reciclar el equivalente al 100% de los envases que comercialice. Además, la compañía también se ha fijado como objetivo para 2030 fabricar botellas de plástico que contengan un promedio de un 50% de material reciclado.

Asimismo, en noviembre de 2017 se puso en marcha ‘Avanzamos’, la estrategia de sostenibilidad conjunta de The Coca-Cola Company y Coca-Cola European Partners para Europa Occidental, que recoge los compromisos y objetivos de ambas compañías en materia de sostenibilidad hasta 2025, de manera alineada con la estrategia global de envases ‘World Without Waste’. De este modo, Coca-Cola aspira a recoger el 100% de todos sus envases en Europa occidental con sus socios locales y nacionales, destaca el informe del Instituto Coordenadas.

Unilever lanzó en 2010 el ‘Plan Unilever para una Vida Sostenible’, con el objetivo de reducir el impacto medioambiental de la compañía e incrementar de manera positiva su impacto social. Hasta el momento ha cumplido el 80% de sus objetivos para 2020, que abarcan todas las marcas y categorías de la compañía e implica a todos los países en los que la compañía está presente a partir de tres objetivos: la mejora de la salud y el bienestar, la reducción del impacto ambiental y la mejora de la calidad de vida de las personas. En la última década, Unilever ha reducido el total de residuos por tonelada de producción en un 98% y antes de 2015 todos sus envases de plástico serán 100% reciclables o compostables.

VERTIDO CERO

Por su parte, el Grupo Siro “integró plenamente la economía circular en su actividad desde el año pasado y ha conseguido su objetivo de vertido cero en las 12 fábricas que tienen en Castilla y León, Comunidad Valenciana y Andalucía, dos años antes de la fecha marcada en su Plan de Sostenibilidad.

De este modo, indican los autores del estudio, la compañía ha ahorrado más de tres millones de euros entre la revalorización del subproducto y el reciclaje o reutilización de sus residuos y se ha convertido en una de las primeras empresas del sector agroalimentario en España en conseguir que el 100% de los residuos generados sean revalorizados y reciclados. Además, ha logrado reducir su huella de carbono a la mitad por kilo producido gracias a su apuesta por las renovables.

Asimismo, según el informe del Instituto Coordenadas sobre economía circular, la norma de producir, consumir y reutilizar ha sido totalmente asumida por Damm, cuya estrategia es valorizar sus residuos e incorporarlos a la cadena productiva. El 99% de sus residuos son valorizables y se han convertido en subproductos con su correspondiente circuito económico, desde los envases que utilizan en sus cervezas y aguas, hasta los aceites residuales de sus plantas de producción de sandwiches.

“Destaca el proceso de reutilización de su residuo más abundante, el bagazo resultante de la cocción de las maltas para la elaboración de cerveza y que procede de materias primas como cebada, arroz, maíz y lúpulo. El total de las más de 90.000 toneladas anuales de bagazo que produce Damm se reutilizan bien como abono orgánico para nuevas plantaciones de cereales o como alimentación animal”, dice el estudio.

USO DE RECURSOS

Calidad Pascual, por su parte, “es un agente dinamizador, activo y relevante para la implantación de la economía circular en España, incorporando a su plan de negocio los principios recomendados en la economía circular”, subraya el informe. Está trabajando para mejorar la eficiencia en todos sus procesos productivos, fundamentalmente en el uso de recursos, lo que le ha permitido en los últimos años reducir los consumos de agua y energía eléctrica en un 20%, respectivamente, así como las emisiones de CO2.

Los residuos se han reducido en un 56% entre 2010 y 2016 y se ha marcado como objetivo ser una empresa vertido cero en 2020, tomando como punto de partida 2015, mientras que también con el horizonte 2020, Calidad Pascual trabaja para que el 100% de los envases provengan de PET reciclado.

Jesús Sánchez Lambás, vicepresidente ejecutivo del Instituto Coordenadas, aseveró que “no hay futuro fuera de la economía circular. No hay estrategias empresariales de futuro que no pivoten sobre la sostenibilidad. Los líderes empresariales ya se están impregnado de estos principios. Este estudio muestra a los más implicados y comprometidos, pero, por fortuna, hay otros muchos que siguen esta senda, lo que incrementa nuestra confianza en un mundo mejor”.