Sectores

Coches con los que no te comerás un colín

No te engañes porque el coche, como el tamaño, sí que importa. Eso que dicen las mujeres de “chaval, con que las recojas y las lleves es suficiente”. Pues no es así. Ellas necesitan de un coche cachondo, que sea bonito y que además haga que las miren por las calles de la ciudad. Apatrullar la ciudad no es cosa de hombres con coches feos.

Seat León. No y no. Es de macarras y todos lo sabemos. Vale que es espacioso y que tiene una línea bastante aerodinámica, pero eso no garantiza que vayas a tener una cita con la chica que te gusta. Vende este coche y compra otro, por tu bien te lo decimos.

leon

BMV o Mercedes biplaza. Crees que vas a romper los esquemas, pero no. Alguien normal no subirá a ese coche. Como dice el refrán: “Visto el chozo, se ve el melonar”. Por lo que no lleves este coche a no ser que quieras ir solo siempre, con un gato de coopiloto.

mercedes

Hyundai Coupe. A no ser que seas de un pueblo del extrarradio y quieras llevar a cenar a las conocidas como poligoneras este coche no es el tuyo. Vale que te lleva a todas partes, pero eso no lo justifica.

Hyundai_Coupé_J2_Heck

Fiat Cinquecento. Harás el ridículo y llegarás tarde a la cita, porque te enfadarás porque nunca llegarás. Es un coche de jubilados de los años 90.

Fiat_Cinquecento_rear_20081127

Fiat 500. Pensaréis que Agnelli lo supo hacer muy bien, pero no es así. ¿No os recuerda al coche huevo de Steve Urkel y que de repente vais a salir con sus zapatillas de dragón?

fiat 500

Fiat Multipla. No podemos decir nada malo porque todo es malo. Esas dos alturas en el capó no tiene ni nombre, ni explicación posible.

multipla

Ford KA. Diseñado por un niño de un año que aun no sabe ni decir mamá. Imagina lo demás. Lo que puede pasar.

ford ka

Renault Twingo. Es cachondo, pero es como si todo el rato te mirase a los ojos y te dijese: “Soy un perro y me has convertido en coche”. Tiene cara de perro pachón.

Renault_Twingo_front_20080709