Edición Limitada

Las cocinas industriales: el valor de saber escoger

Las cocinas industriales para establecimientos de hostelería, ya sean bares, restaurantes u hoteles, están marcadas por un principio: la funcionalidad. En el caso de este tipo de cocinas, la estética, pasa a un segundo plano a favor de la practicidad. Tanto en la colocación como en la elección, las cocinas industriales han de ser funcionales.

Tips para escoger una cocina adecuada

En primer lugar, tienes que tener en cuenta la selección de los materiales. Debes saber que los materiales para una buena cocina han ser resistentes a temperaturas extremas, tanto de frío como de calor. Por otra parte, y no menos importante, está la higiene, tienen que ser fáciles de limpiar y desinfectar. Este último es uno de los motivos por los que el acero inoxidable está presente en casi todas las cocinas industriales.

Las ventajas de los muebles de acero inoxidable en las cocinas son muchas, entre ellas destacan las siguientes:

  • Una larga vida útil: el acero inoxidable mantiene sus propiedades durante mucho tiempo lo que multiplica la rentabilidad de la inversión.
  • Alta resistencia: Este material tiene una alta resistencia a la acción de agentes corrosivos. Los equipos de acero inoxidable para cocinas industriales soportan magníficamente las duras condiciones del trabajo diario.
  • No cambia el sabor a los alimentos: las mesas de trabajo de acero inoxidable o las cubiertas de acero inoxidable para cocinas garantizan que los alimentos que depositemos sobre ellas no verán alteradas sus propiedades.
  • Son fáciles de mantener y de limpiar: el acero inoxidable resiste a la suciedad y las manchas, tan sólo un paño húmedo basta. Y, además, no alberga gérmenes ni bacterias.

Todas esas características las tienes a tu disposición en las cocinas industriales de  Serviteca, una empresa de suministros de material de hostelería, venta y reparación de maquinaria donde encontrar la cocina que necesitas para tu negocio.

Ahorra invirtiendo en una buena cocina industrial

En segundo lugar, y siguiendo con los tips para escoger la cocina industrial adecuada, tenemos el tamaño del local. Es muy importante que el área de la cocina sea de un tamaño proporcional al área de servicio. De la misma manera, los muebles han de estar bien distribuidos para facilitar el movimiento del personal.

Además, la cocina debe tener el tamaño ideal para que te permita atender el número de mesas disponibles. Sin olvidar reservar un espacio específico para el resto del equipamiento como cámaras frigoríficas, mesas de trabajo o congeladores.

En tercer lugar, has de tener en cuenta el tipo de instalación y el tipo de cocina. La mayoría de las cocinas industriales funcionan generalmente con gas, pero también hay cocinas eléctricas, de inducción y de carbón. Si quieres garantizar el buen funcionamiento y la seguridad de tu área de cocina, es imprescindible que la instalación la realicen siempre profesionales.

En cuanto a los tipos de cocina, hay varios tipos de  cocinas industriales  en cuanto a tamaño y a diseño. Por lo general, existen dos grandes grupos: las cocinas centrales a modo isla y las cocinas murales, las que van colocadas contra una pared. Dentro de éstas, y atendiendo al tamaño, pueden ser pequeñas: de 1 o 2 fuegos, o grandes: de hasta 12 fuegos.

Como el mobiliario de cocina puede distribuirse en módulos, también hay cocinas que combinan la forma de isla con la mural. Todo depende del espacio de que se disponga y de las necesidades del negocio.

En último lugar, hay que considerar la gran importancia del mantenimiento de este tipo de cocinas. Para rentabilizar la inversión y alargar la vida útil de los equipos, garantizando, además, la seguridad, es fundamental un buen mantenimiento. Sin él no se podrá trabajar en las condiciones óptimas, además de favorecer el deterioro de la cocina.

Otros componentes a tener en cuenta en tu presupuesto

Además de la cocina en sí, para poder ponerla en funcionamiento, existen otros elementos auxiliares como:  mesas de trabajo, estanterías, cajoneras, fregaderos, campanas de extracción, etc. Así como maquinaria dinámica para la preparación y elaboración de los platos, como, por ejemplo: cortadoras de verduras u hortalizas manuales o automáticos, picadoras de carne industriales, prensa para hamburguesas manuales y/o embutidoras manuales, trituradoras de hielo, batidoras trituradoras profesionales, batidoras mezcladoras o licuadoras industriales y un larguísimo etcétera.

Por supuesto, no debes olvidar un apartado fundamental de tu negocio: la maquinaria industrial de frío o nevera industrial. No sólo se trata de cámaras frigoríficas, sino también de botelleros refrigerados para mostrador, mini vitrinas, mesas frías de trabajo para la preparación de platos o pizzas, vitrinas expositoras o armarios refrigerados industriales, y como no vitrinas para vinos o vinotecas para poder ofrecer a tus clientes el mejor servicio.

Con toda la información anterior, ahora ya puedes escoger la cocina industrial adecuada para tu negocio. Recuerda que el acero inoxidable es el material más recomendable tanto por su practicidad como por su dureza e higiene.