Empresas

Coface advierte de riesgos en energía y motor por petróleo y caso Volkswagen

La fragilidad del sector energético internacional debido a los bajos precios del petróleo y las todavía inciertas consecuencias que podría tener el escándalo Volkswagen en la industria del motor europea son dos de las conclusiones del Panorama Sectorial de Coface para el tercer trimestre de 2015.

Este informe analiza la situación y la evolución internacional de cinco sectores (energía, automóvil, tecnologías de la información y la comunicación, metalurgia y papel/madera) en tres áreas económicas mundiales: Europa Occidental, América del Norte y los países emergentes de Asia.

Coface ha empeorado la calificación del sector energético en las tres regiones hasta “riesgo alto” debido a la nueva caída del precio del petróleo (-59 % del barril de Brent entre junio de 2014 y septiembre de 2015) y a que las compañías petrolíferas más importantes están reduciendo sus inversiones.

El informe apunta el drástico recorte de inversión y el endeudamiento de las empresas en Norteamérica, mientras que señala que en Europa la industria se ha visto afectada por la paralización del desarrollo de las operaciones de gas de esquisto.

En el caso del sector del automóvil, Coface afirma que se están produciendo algunos ajustes, con una actividad todavía dinámica en Norteamérica y un retorno al crecimiento en Europa, aunque advierte de que el escándalo Volkswagen podría “empañar la imagen”, en particular de Alemania y los países de Europa central, y sus consecuencias no son todavía claras.

Además, el estudio ha empeorado la calificación del sector del motor asiático a “riesgo medio” por la desaceleración de China.

Las únicas noticias “realmente positivas” del informe, según explica Coface, aparecen en las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), cuya nota para Europa mejora a “riesgo medio” debido al descenso de los costes, el desarrollo de nuevas plataformas de vídeo y el crecimiento de los niveles de consumo privado.

Asimismo, el informe considera que en este sector aún queda cuota de mercado para captar por las empresas en Europa mientras se mantiene la fuerte competencia en las telecomunicaciones en América del Norte, y en Asia surgen otras oportunidades con el desarrollo de la tecnología 4G.

En otro sentido, Coface indica que el sector metalúrgico, como el energético, está experimentando una caída mundial de los precios, pero se está beneficiando en Europa del dinamismo de las ventas de coches, mientras que en Asia ha sido “duramente golpeado” por los problemas de exceso de capacidad.

Por último, Coface asegura que se respira un aire de optimismo en el sector del papel y la madera aunque se mantiene la competencia de los medios electrónicos.

Como conclusión final y tras analizar la situación en los cinco sectores productivos, el informe sostiene que América del Norte, pese a las dificultades que atraviesa la industria petrolífera, sigue siendo la región con menos riesgo gracias a una actividad todavía dinámica.

EFECOM