Sectores

Cómo economizar en la decoración de interiores

A la hora de iniciar un nuevo proyecto de decoración en tu hogar, ya sea para modificar el diseño de una habitación, o hacer cambios estructurales a la infraestructura, lo primero que se debe tomar en cuenta es planear de antemano lo que se desea hacer,  sentarse con lápiz y papel para escribir ideas y objetivos a cumplir. Es un error despertarse un día decidiendo que ese mismo día se quiere rediseñar la casa. Todo proceso decorativo requiere incontables decisiones antes de iniciarlo, si no se hace, terminaran gastando más del doble de lo estimado y con un diseño no equilibrado.

Otro aspecto fundamental es pautar el presupuesto a invertir en el diseño de interior. Si bien no siempre se puede prever todos los imprevistos que surgirán, y generalmente cuando se trata de decoración los hay en demasía, sí puede asignarse en el presupuesto un apartado para ellos, y con eso evitar el despilfarro. Es por esa misma razón que se recomienda que en el caso de modificaciones sobre pisos, puertas, armarios, carpintería, o estructura fundamental no se escatime la calidad de los materiales y del sitio que va a prestar el servicio. Si se escoge opciones económicas solo para ahorrar un par de euros, podría resultar más costoso en el futuro con reemplazos o reparaciones.

Muchas veces el ahorro no viene solo por el dinero, es una cuestión de tiempo, aunque la decoración de interior no debe apresurarse para que quede perfecta, hay cosas que sin duda pueden hacerse más rápido. Por ejemplo, muchas veces se desea  realizar una puerta a la medida en la habitación, pero esta tarda meses en entregarse; sin embargo hay servicios express donde se puede entregar en un lapso de 1 a 4 semanas, lo cual significaría economía de tiempo y de tareas a la hora de diseñar.

Otro punto importante es escoger lo que quieres por tu gusto más que por moda. Efectivamente uno desea que la decoración esté al día con las tendencias, que no sea algo antiguo, pero es preferible optar por un equilibrio entre moda y comodidad, ya que así no se tendrá que cambiar el diseño cada vez que la tendencia cambie y se ahorra dinero.