Noticias

Cómo elegir bien a quien te presta dinero

España es una nación con una importante variedad de prestamistas de dinero. Muchos portales web, aprovechando este auge de Internet y de la microfinanciación, han conseguido hacerse cierto nombre en este mundillo cada vez más amplio de los prestamistas online. Le corresponderá al potencial cliente informarse en buscadores o por otros medios sobre sus distintos honorarios, servicios y otras características que necesite conocer para no equivocarse en una potencial elección.

La mayor parte de ellos destacan por ofrecer soluciones caracterizadas por la velocidad en base a las urgencias de sus usuarios, que no tienen la imperiosa necesidad de desplazarse físicamente a ninguna parte para que sus solicitudes sean convenientemente valoradas y tramitadas. El proceso puede acometerse de manera íntegra desde cualquier dispositivo electrónico de nueva generación; ya sea una tablet, un Smartphone o un simple ordenador portátil. Ello agiliza el proceso excepcionalmente.

En base a juicios de distintos expertos, España está recuperándose un tanto en la parcela económica de unos últimos años en los que se ha visto completamente azotada por la Crisis Económica Mundial, favoreciéndose así la expansión de esta serie de propuestas crediticias. Es mucho más sencillo que se pida (y que se entregue) un préstamo de este tipo cuando la situación no sea excepcionalmente crítica. Ello ha derivado que muchas personas y familias se decantan por la opción de contratar a un prestamista. Es sencillo encontrar entes de este tipo en la red. Pero del mismo modo, también es altamente recomendable establecer comparaciones entre ellos como por ejemplo lleva a cabo Credy24, con una importante base de datos al respecto en su espalda.

A continuación, y para concluir, les enumeraremos algunos trucos para que, si algún día se presenta la posibilidad, pueda tenerlos en mente y le sirvan de ayuda. O ésa, al menos, es nuestra voluntad.

Consejos

 

·        Analice con pausa sus necesidades de préstamo. Trate de visualizar sus necesidades en cuando a liquidez, si se trata una necesidad que hay que acometer de inmediato, o que puede esperar un tiempo. Piense la cantidad que estime que podrá abonar para devolverlo, sin pasar por alto el tiempo estipulado y los respectivos intereses.

·        Una vez haya elegido prestamista, no olvide asegurarse por todos los medios de que está integrado en el registro de empresas, o en entidades que ejecutan servicios de índole financiera. Tales registros corren a cuenta de Hacienda y las distintas Administraciones Públicas, por lo que debe cerciorarse de que operan bajo la más estricta legalidad.

·        Recuerde que no todos ofertan idéntica cantidad de capital. Consulte para saber cuánto prestan, y qué requisitos se nos exigen para hacerlo.

·        Lleve a cabo un estudio de las empresas a las que tiene intención de acudir, y haga un esfuerzo por conocer (en caso de que existan), aquellas reclamaciones que pesan sobre las mismas.

·        Vaya al buró de entidades. Así podrá conocer los productos que comercializan dichas organizaciones.

Consultando el buró podrá empaparse de nociones importantes sobre bancos, sociedades financieras, seguros, sociedades cooperativas de ahorro y préstamo, y también, saber qué comisiones y tasan rigen en cada situación.

·        Emplee los útiles simuladores de crédito online.