Empresas

La gastronomía española conquista el mundo: las exportaciones del sector crecieron un 5,9%

China, Estados Unidos y Japón, principales mercados receptores

La industria española de alimentación y bebidas se ha consolidado como el tercer sector más exportador de la economía con casi un 16 por ciento, por detrás de las semimanufacturas y los bienes de equipo. Así lo ha confirmado hoy el director general de la Federación Española de Industria de la Alimentación y Bebidas (FIAB), Mauricio García, en la presentación del estudio sobre los mercados prioritarios para la exportación.

Según el citado informe, las exportaciones de esta industria alcanzaron los 24.018 millones de euros en 2014, lo que supone un aumento anual del 5,9 por ciento. Por su parte, las importaciones llegaron a los 18.003 millones, dando lugar a un saldo positivo de 6.015 millones de euros.

China y Hong Kong, los países del sudeste asiático, Estados Unidos, Reino Unido y Japón se consolidan como los principales mercados de exportación, que, a su vez, siguen siendo los prioritarios para la economía española.

Asimismo, el valor de las exportaciones es uno de los focos principales en los que el sector quiere centrarse. Y es que el aumento en volumen no va acompañado del aumento del valor de los productos, lo que hace que, pese a incrementar el número de bienes exportados en el exterior, ello no se traduzca en una mejora de los saldos en la balanza comercial.

Estrategia de la internacionalización

La importancia y la necesidad de acudir a los mercados internacionales sigue siendo una gran oportunidad para el sector agroalimentario, cuyos niveles de consumo decrecen dentro de la economía española debido, en buena parte, al descenso de la población. Por ello, el Plan Estratégico de la Internacionalización de la Economía Española (PEII) diseñado por la FIAB pretenderá incrementar la presencia española en los países prioritarios y que las exportaciones dejen de ser un factor coyuntural para pasar a ser un sector estructural de la economía.

El estímulo a la cultura de la internacionalización y la mejora del capital humano serán uno de los pilares de este plan.

También destaca la mejora del clima de negocios y del entorno empresarial mediante la eliminación de barreras regulatorias en el mercado nacional. Con ello, tratan de mejorar el comercio y el acceso a los mercados a través de negociaciones con agentes en el exterior.

Además, la nueva estrategia busca fomentar la innovación en colaboración con Cofides, que financiará las inversiones de los proyectos con el objetivo de mejorar los valores y las cantidades de las exportaciones.

Todo ello con el objetivo de llegar a exportar un 40 por ciento de la producción en este sector y convertirse en el cuarto país exportador de la Unión Europea. Actualmente, España se sitúa en sexto lugar.