Patrocinado

Compara microcréditos para elegir la mejor opción en Navidad

La Navidad está a la vuelta de la esquina y es en este momento cuando muchas familias solicitan microcréditos que ayuden a completar el presupuesto, para poder hacer frente a los gastos que acarrean estas fiestas. Conocer las mejores ofertas es fundamental para poder elegir la opción más ventajosa.

Según el Estudio de Consumo Navideño 2018, elaborado por Deloitte, cada hogar destinará 601 euros a estas fiestas. Este dinero se empleará, fundamentalmente, para la adquisición de regalos y comida. Son los dos componentes de gastos más importantes en estas fechas y pueden variar según el tamaño de la familia, sobre todo en función al número de niños pequeños.

A los regalos y a la comida se deben sumar otros gastos relacionados con el ocio: cenas entre amigos, viajes familiares y otras tantas actividades de ocio que se llevan a cabo durante las vacaciones.

En el Estudio, además, se estima que el gasto estas Navidades va a ser superior en relación a la Navidad de 2017, casi en un 3%. Posiblemente, muchas familias han aprovechado la reciente campaña de Black Friday, celebrada el pasado viernes 23 de noviembre, planificando con tiempo la adquisición de regalos para los más pequeños y ahorrando así una buena cuantía monetaria.

La Navidad cada vez llega antes y los hogares se vuelven más previsores, sin embargo, no todos lo son o no todos tienen la capacidad para ello. La paga extra siempre es muy buena ayuda, pero no todas las empresas la implementan y otras muchas prorratean durante el año para completar el sueldo real.

Por este motivo, cada vez son más las familias que deciden recurrir a los microcréditos, ya que son una alternativa para poder hacer frente a los gastos navideños y, sobre todo, a los imprevistos. A veces ocurre que se juntan en estas fechas otros problemas que suponen un desembolso económico extra con el que no contábamos  y al que es difícil hacerle frente, como, por ejemplo, una avería de coche y, por este motivo, puede venir bien una inyección monetaria que nos ayude a salir del paso.

Lo bueno de estas medidas es que se pueden aplicar fácilmente, a través de internet y en el momento que se elija, sin necesidad de estar sujetos a horarios comerciales y evitando desplazamientos. A diferencia de los créditos tradicionales, no son necesarios pasos burocráticos que no aportan ningún tipo de valor para el solicitante – y muchas veces tampoco para la entidad – agilizando así todo el proceso. Además, se pueden aplicar pequeñas cantidades que puedan hacerse cargo de esos imprevistos no programados, contando con todas las garantías.

Respecto a qué plataforma elegir, existen distintos comparadores que ayudan a distinguir las ventajas de una y otra, aunque, la mayoría de ellas, dispongan de condiciones muy similares. Elegir el tipo de préstamo que se quiere conseguir, marcar la cantidad de dinero que se necesita, así como el plazo de devolución, son los primeros pasos para que el comparador identifique la opción más conveniente.

Tras realizar estos pasos, además de cumplimentar un formulario con los datos personales y los datos bancarios, son  los que se tienen que hacer en la plataforma elegida, y finalmente se obtendrá el microcrédito que pueda salvarnos de un apuro en una situación puntual, como puede ser la Navidad.