Empresas Entrevistas {DF}

Concha Gil: “Lo que tratamos en ‘soluciones’ es que la pyme tenga un referente”

Crear una empresa es una tarea difícil de llevar a cabo, al igual que mantenerla y hacerla crecer. Son muchos los que se echan atrás ante la falta de conocimiento sobre elementos claves y fundamentales, como son las subvenciones, financiación, contratación, etc. Páginas Amarillas mantiene una estrecha relación con las pymes desde hace 50 años y ha lanzado la web Soluciones.PaginasAmarillas.es para informar de todo lo que hay que tener en cuenta a la hora de poner en marcha un proyecto empresarial. Concha Gil, directora comercial y de marketing, ha explicado a Diario Financiero los detalles del proyecto.

Páginas Amarillas es una empresa que lleva en su ADN “todo lo relacionado con la pyme y el autónomo”. “Hemos estado siempre a su lado”, afirma Concha Gil. “Es algo que ahora todos quieren, pero nosotros ya nacimos con ello. Siempre hemos tenido dentro de nuestra web ‘soluciones’, pero nunca de manera autónoma y con tal importancia”. El detonante ha sido que “a veces, la pyme está sola en temas financieros, fiscales, laborales, que es como ‘no me entero y no sé a dónde recurrir’ para enterarme de una forma sencilla, clara. Entonces fuimos recogiendo toda esa información porque de lo que tratamos en soluciones es de dar respuesta, es decir, que la pyme tenga un referente –nosotros– para ir a buscar esa información, porque lo presentamos de forma sencilla y entendible”.

Se dirigen, principalmente, “a pymes micro, pymes y autónomos”, es decir, a más del 98 por ciento del tejido empresarial. Actualmente trabajan con “más de 120.000 empresas”. Puede parecer una cifra elevada, pero comparado con el creciente número de pequeñas y medianas empresas que operan en España es poco, aunque “seguro que el año que viene tendremos más”. Atienden a “empresas tradicionales que llevan años operando pero que necesitan confirmar datos en algunas ocasiones, o cómo pueden cambiar o mejorar… un poco innovar dentro de lo que es una empresa tradicional” y también a “emprendedores que inician su actividad y piensan ¿y ahora qué? o que quieren transformarse digitalmente. Es algo común en ambas tipologías”.

Asuntos “fiscales, temas de subvenciones, laborales y financieros” son los principales problemas y dudas con los que se encuentras las empresas. Quebraderos de cabeza motivados por la falta de conocimiento que los pequeños empresarios tienen en la materia, “por eso es la importancia de decirle de forma muy sencilla qué puede hacer o a dónde puede acudir para obtener la información adecuada”.

Los anteriores son los problemas con lo que se encuentran las empresas, pero hay que añadir alguno, y es que “el mayor problema de la pyme es tener que estar en todo a la vez. La empresa española está formada por un autónomo, en ocasiones con un trabajador, y tiene que estar atento a todo. La organización del tiempo también es otro tema, no es algo principal pero para mí es básico porque es donde puede rentabilizar el tiempo de verdad y hacer que funcione algo o no”.

Su objetivo es ser “su consultor, su socio, estar ahí”, aunque para asunto más financieros cuentan con “otros profesionales más cualificados”. ‘Soluciones.PaginasAmarillas.es’ es un blogsite “formado para poder interactuar en este caso con la pyme. Nosotros tenemos artículos que colgamos en una newsletter donde la pyme se puede suscribir y se lo enviamos de forma periódica. Tenemos también mensualmente un libro en formato online que se puede descargar. A partir de ahí, interlocutar con nosotros de forma bidireccional es fácil”. Son libros de “creación propia” tipo “con qué tiene que contar una pyme para crear una web” o ver qué tienen que hacer para entrar en el mundo digital.

Cada vez más, las pymes son conscientes de la importancia que tienen las redes sociales. “Están presentes en el 50 por ciento de las pymes españolas”, pero la cantidad va descendiendo en el uso que hacen de ellas. “El tema de los perfiles respecto al año 2014 ha crecido un 13 por ciento, pero lo que nos preocupa es que sí tiene su perfil, se da de alta, pero no tiene tiempo para dinamizar el contenido”. Se debe al reducido tamaño de estas empresas, que no pueden estar a todo. Sin embargo, son conscientes del importante papel que cumplen estas herramientas: les ayuda a captar clientes aunque para ello tienen” que estar vivos y estar siempre respondiendo, metiendo cosas nuevas, etc.”. Elegir la red con la que trabajar es también un factor importante, “muchas veces está el pensamiento de ‘yo voy a estar en todas’ y no es así. Depende del tipo de empresa, por ejemplo un negocio de interiorismo está mejor en Instagram o Pinterest porque es muy gráfico, pero otras con estar en Twitter y en Facebook es suficiente. Muchas veces la pyme necesita también asesoramiento porque no se trata de la cantidad, se trata de la calidad”.

Yasmina Pena