Empresas

Consejos de inversión para empresas

La llegada del fin de año trae consigo el momento en el que las empresas comienzan a valorar su recorrido financiero en el 2015. Para algunas empresas, los resultados acumulados en este periodo serán negativos, y por tanto, sus necesidades para el próximo año estarán orientadas a crear estrategias de mejora que luchen por solventar las pérdidas e incidan en una política de reestructuración.

Otras empresas, en cambio, cerrarán el año con un exceso de capital en su tesorería debido a la gestión acertada de su balance.

Las empresas que se encuentren en este último caso pueden destinar estos ahorros a determinados productos de inversión a través de los que obtendrán un extra de rentabilidad.

Antes de iniciar cualquier inversión, la empresa deberá tener en cuenta los siguientes puntos:

1. ¿A qué se debe este exceso de tesorería?

En primer lugar, habrá que identificar si el exceso de tesorería es coyuntural, es decir, si se debe a una situación puntual, como por ejemplo un incremento de ventas debido a un cliente pasajero, o se trata de un exceso de capital estructural, derivado de unos buenos resultados continuados.

En ambos casos, invertir en productos de ahorro será una buena opción, pero habrá que hacerlo con una estrategia diferente, dependiendo de la naturaleza de los fondos.

2. ¿En qué productos puede invertir una empresa?

Una buena opción de inversión podría encontrarse en productos de ahorro, como por ejemplo los depósitos, ya que son productos de bajo riesgo (prácticamente nulo) que aseguran la recuperación del capital (hasta un límite), por lo que no se perderá el activo invertido.

Este punto es muy importante para la seguridad de las empresas inversoras, que esperan obtener rendimientos por el capital invertido y no caer en pérdidas.

Si hacemos un análisis del mercado de los depósitos nos encontraremos con un producto destacado para empresas; El Depósito Facto.

Se trata de un depósito creado especialmente para empresas donde la compañía podrá elegir, en función de sus preferencias, el capital y el plazo de la imposición.

El Depósito Facto se podrá constituir desde un mínimo de capital de 10.000€ hasta un máximo de 10.000.000€ en un plazo que irá desde los 3 a los 36 meses. Una vez la compañía seleccione estas dos características se configurará la TAE del depósito.

Una de las mayores ventajas de este producto de ahorro es que el propio negocio tendrá la opción de elegir el día exacto de vencimiento de su depósito teniendo en cuenta las necesidades de capital que prevea.

Además, el Depósito Facto está protegido por Fondo Interbancario di Tutela dei Depositi (FITD), que cubre hasta un máximo de 100.000 euros por cada titular de una cuenta y entidad, independientemente del número de cuentas que tenga. Por tanto, la seguridad de este producto es plena.

Para consultar las condiciones específicas de este producto de ahorro, te recomendamos llamar al número de teléfono 900 848 022 donde el equipo de Cuenta Facto te atenderá personalmente.

3. Diversifica la inversión

En caso de invertir en productos más arriesgados, siempre es recomendable no jugársela a una sola carta. La regla de la diversificación es básica para cualquier inversor, ya sea particular o empresa.

4. Guarda una reserva para imprevistos

Independientemente de la estrategia de inversión a seguir, siempre es conveniente reservar una parte del capital ahorrado para imprevistos dirigida a solventar cualquier problema financiero que pueda golpear a la empresa.