Política Sectores

Consumidores consideran "insuficiente" la supresión de la subasta Cesur

Las asociaciones de consumidores Facua y OCU coinciden en tachar de “insuficiente” la posible supresión de la subasta Cesur, que se utiliza para fijar una parte de la tarifa eléctrica que deben pagar los usuarios, para pasar a usar el precio que establezca el mercado mayorista directamente a los usuarios.El portavoz de Facua-Consumidores en Acción, Rubén Sánchez, aseguró a Servimedia que la propuesta de Industria es “claramente insuficiente”, ya que “no va a resolver la problemática de las altísimas tarifas”.

Sánchez cree que “si ha podido haber juego sucio en la subasta, no tenemos por qué pensar que no lo haya en el mercado mayorista”, ya que el sector eléctrico “goza de nuestra absoluta desconfianza”.Las reservas de esta asociación de consumidores pasan por que, entre otros factores, “es el tercer sector con más denuncias por fraude” e “históricamente han hinchado los precios”. Además, considera “sospechoso” que el Ejecutivo no acceda a dialogar con las asociaciones de consumidores.Para Facua, “el Gobierno se ha recortado capacidad de control”, ya que considera que la absorción de la antigua Comisión Nacional de Energía (CNE) por la actual Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha traído consigo que “los que antes trabajaban en una cosa, ahora trabajen en muchas” y “no den a basto”.

Por su parte, para la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) la propuesta de anular la subasta trimestral “soluciona sólo una parte del problema”, ya que considera que la fijación del precio en base al mercado mayorista “no es transparente” y hace que prevaleza “el precio de la más cara y no el coste real”.”El sistema de precios marginales hace que todas las tecnologías reciban el precio de la más cara y no el coste que realmente cuesta producir la energía”, aseguran desde la OCU.

Es por ello que consideran “fundamental” reformar la fijación del precio mayorista de la energía, “más ahora que ese precio servirá para determinar lo que pagarán los consumidores”. Asimismo, ambas organizaciones coinciden en que lo positivo de esta propuesta es que se reducirá la “especulación” que caracteriza a la subasta trimestral