Sectores

Consumidores e internautas contra la regulación de la CNMC sobre las redes de fibra óptica

La propuesta de la CNCM no convence a las distintas asociaciones de consumidores e internautas

La nueva regulación que la Comisión Nacional de Mercados y la Competencia (CNMC) sobre redes de fibras ópticas puede ocasionar el descenso de inversiones en este sector. Por lo menos, así lo asegura la Asociación Pro Derechos Civiles, Económicos y Sociales (Adeces) a través de un comunicado que suscriben entre otros la Asociación de Internautas y las uniones de consumidores autonómicas de Cataluña, Valencia, Euskadi y Galicia.

Lo cierto es que la CNMC ya reguló en el pasado las anteriores infraestructuras de comunicación en nuestro país – de redes de cobre-. Sin embargo, a través de esta nota de prensa se ha querido diferenciar la situación actual en España con el pasado.

Por ello, en el cuarto punto cita así: “La reiteración de la CNMC en el modelo que sustentó la competencia de las redes de cobre carece de toda justificación económica, ya que las NGA constituyen un nuevo mercado en el que todos los operadores gozan de igualdad de oportunidades para extenderlas en el territorio. No hay, en consecuencia, un operador que posea la infraestructura hasta todos los hogares como antes, por lo que el regulador estaba obligado a facilitar el acceso del resto de competidores a la misma”.

Menos inversión

Con los datos en la mano, España ha pasado de los 11,2 millones de redes de Acceso de Nueva Generación (NGA) en el año 2011 a los 27,7 millones en 2015. A través de la nueva regulación, cita el comunicado se teme que las inversiones en esta área desciendan, lo cual supondría una brecha en la cohesión social, territorial y digital del territorio nacional.

Para finalizar, recuerda Adeces que las compañías encargadas de invertir en este sector son grandes empresas que cuentan “con una importante presencia en los territorios en los que se localizan, que no necesitan protección de los reguladores porque saben, o tienen que saber que invertir en el mismo conlleva un riesgo.

Adrián C. D´Aniello