Mercado Deportivo Noticias

La corrupción en la FIFA asusta a sus socios patrocinadores

Todos los socios del máximo organismo del fútbol mundial han pedido cambios a Blatter, excepto la rusa Gazprom

La detención de siete altos cargos de la FIFA el pasado miércoles en Suiza por presuntos delitos de corrupción ha dinamitado el Congreso de Zúrich del máximo organismo del fútbol mundial y ha puesto sobre las cuerdas a Joseph Blatter, reelegido presidente por quinta vez consecutiva.

Las detenciones de Jeffrey Webb, Eduardo Li, Julio Rocha, Costas Takkas, Eugenio Figueredo, Rafael Esquivel y José María Marín y también fue imputado Nicolás Leoz, ex titular de la Conmebol –la federación suramericana-.

A su vez, la Justicia de Suiza ha abierto una investigación por la designación de Rusia y Catar como sedes mundialistas en 2018 y 2022. Por su parte, el Departamento de Justicia de Estados Unidos, además de los detenidos citados anteriormente, ha presentado cargos contra otras cinco personas, entre los que se encuentran promotores y empresas deportivas.

Las primeras voces han llegado desde el mundo del fútbol, sin embargo las multinacionales que acompañan a la FIFA en sus eventos han mostrado su preocupación por los recientes escándalos de corrupción que han saltado a los medios.

Tras el Mundial de Brasil del pasado verano, los disturbios en el país suramericano provocaron que varios socios patrocinadores elevaran sus quejas a la FIFA, incluso algunos de ellos como Emirates y Sony pusieron punto final a la relación con el organismo presidido por Joseph Blatter.

De aquella Copa del Mundo, ganada por Alemania, continúan McDonald’s, Coca-Cola, Hyundai o Visa, que junto con Gazprom, la gasística rusa, y Budweisser son patrocinadores del próximo torneo mundial que se disputará en 2018 en el país de Vladimir Putin.

En el pasado Mundial, la FIFA ingresó cerca de 1.400 millones de dólares por el patrocinio del torneo. Visa y Adidas son los socios que más dinero dejan en las arcas suizas del máximo organismo mundial con cerca de 32 millones de dólares anuales. A la zaga, Coca-Cola, McDonald’s y Budweisser con unos 19 millones, según un informe de la consultora IEG.

Adidas y Visa ya han avisado de que revisarán sus patrocinios a menos que Blatter y su equipo realicen cambios en el máximo organismo del fútbol mundial. Esperamos que la FIFA tome medidas rápidas e inmediatas para solucionar estos asuntos. Si la FIFA no lo logra, les hemos informado que revaluaremos nuestro patrocinio” explicó Visa el pasado miércoles. Mientras que Adidas aseguró estar “totalmente comprometida a crear una cultura que promueva los estándares más altos de ética y cumplimiento, y esperamos lo mismo de nuestros asociados”.

Silencio de Gazprom y críticas de Putin

En el día de ayer, el presidente ruso, Vladimir Putin, aseguró ayer que las investigaciones y detenciones llevadas a cabo por el Departamento de Justicia estadounidenses se extralimitaron de su Derecho. “Esas personas no son ciudadanos estadounidenses. Estados Unidos no tiene nada que ver con el caso”, dijo el presidente ruso.

Putin advirtió ayer también que este movimiento estadounidense es un nuevo ejercicio de presión para que Blatter fuera reelegido y se perjudica la elección rusa para 2018. “Sabemos la presión que se ejerció sobre Blatter con el objetivo de quitarle a Rusia el Mundial de 2018”, señaló el jefe del Kremlin.

Por su parte, la gasística Gazprom, fundada en 1989, representa la fortaleza rusa con unas ventas anuales de 164.000 millones de dólares y es la principal exportadora de gas natural a Europa. La compañía presidida por Viktor Zubkov ha guardado silencio desde el miércoles y todavía no se ha pronunciado sobre las detenciones y los escándalos de corrupción en el seno de la FIFA.