Economía Empresas PYMES

Crece el volumen de recaudación por ‘el paro de los autónomos’

La Seguridad Social ingresó más de 24 millones por cese de actividad en los dos primeros meses de 2015

Bien sea por los efectos de la crisis o bien sea porque las medidas que se han puesto en marcha para incentivar el autoempleo están empezando a dar sus frutos, durante los dos primeros meses de 2015 la recaudación por cese de actividad aumentó un 6,19 por ciento con respecto al mismo periodo de 2014. Entre enero y febrero el conocido como “paro de los autónomos” ingresó en la caja de la Seguridad Social un acumulado de 24,18 millones de euros, casi dos millones más que durante el mismo periodo de 2014 (22,77 millones). Una entrada en caja que, según el Informe de Ejecución Presupuestaria de la Seguridad Social  representa un 16,09 por ciento sobre los 150,24 millones de previsión de  ingresos para este año por este concepto.

Para Lorenzo Amor, presidente de Ata (Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos) estas cifras son el resultado de “desligar el pago del cese de actividad de los accidentes de trabajo”, medida que se puso en marcha el pasado mes de diciembre con la aprobación de la Ley de Mutuas. Lo cierto es que antes de la entrada en vigor de la Ley, los autónomos que querían acogerse a la cotización por accidentes de trabajo y cese de actividad, debían abonar entre un 08 y un 09 por ciento más sobre el importe de su base de cotización, lo que calculado respecto al mínimo suponía un gravamen de unos 70 euros más al mes. Sin embargo con la individualización de ambas cotizaciones los trabajadores por cuenta propia que opten por garantizarse el paro sólo tendrán que asumir 19,45 euros más (calculado sobre la base mínima), lo que porcentualmente significa un 2,2 por ciento.

Una cotización rentable

Las dificultades que suponía a los 623.940 autónomos que cotizan por cese de actividad acceder a su ‘derecho de paro’ ha posicionado a esta contingencia entre las más rentables del sistema. Durante 2014, sólo 7.005 trabajadores solicitaron esta prestación, es decir poco más del 01 por ciento de los activos. Además, según Upta (Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos) la evolución del número de solicitantes fue decreciendo según avanzaba el año: de los 2.029 autónomos que demandaron la prestación en el primer trimestre se pasó a 1.589 en el cuarto. Un retroceso en el que confluyen dos circunstancias, por una parte las dificultades de acceso a la misma y por otra la mejora de la situación económica.

No obstante hay que tener en cuenta que el número de aprobaciones también se incrementó en más de 16 puntos durante 2014 con respecto a años anteriores, alcanzando el 36,85 por ciento (2.581) de solicitudes con el sello en verde.