Empresas Noticias

Credit Suisse comienza el año perdiendo 273 millones de euros

Los esfuerzos del banco se han centrado en reducir los gastos en este trimestre

La compañía de servicios financieros, Credit Suisse, ha comenzado el año 2016 registrando unas pérdidas en su resultado de 273 millones de euros, unos datos que distan de los obtenidos en el primer trimestre de 2015, cuando ganó 1.360 millones.

Un fenómeno que se explica por la caída de la cifra de negocio, que también experimentó una tendencia negativa del 30,2%, al caer hasta los 4.194 millones de euros.

A pesar de ello, la entidad con sede en Zurich, destacó que en estos tres meses se ha conseguido alcanzar más de la mitad de los 1.266 millones de euros fijados para el ahorro neto de costes. Además, se prevé que se superarán los 1.537 millones de euros en ahorro bruto al finalizar el ejercicio.

Según declaraba el consejero delegado de Credit Suisse, el grupo se ha centrado en “acelerar los esfuerzos de reducción de costes y personal, registrar un crecimiento rentable en gestión de patrimonios y mantener una fuerte posición de capital”, durante este periodo.

Por otro lado, y a pesar de esto, las provisiones se dispararon cinco veces, lanzándose hasta los 135 millones de euros para las pérdidas de créditos.