Política Sectores

CSIC: “Nunca se invierte lo suficiente en ciencia”

El presidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas cree conveniente un cambio en el modelo de economía actual y valora positivamente la inversión realizada por el gobierno.

Debido a la situación actual de la ciencia en nuestro país, el presidente actual del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Emilio Lora Tamayo, afirma rotundamente que “nunca se invierte lo suficiente en ciencia”. A continuación Lora Tamayo comenta que “no hay límites siempre y cuando tengamos una estructura de recursos humanos y recursos operativos que sean capaces de absorber con eficiencia esa cantidad que invertimos”.

El presidente  de CSIC  explica también que no está a favor del actual sistema económico ya que según argumenta hace falta un cambio hacía “un modelo que pase por una economía más moderna” y que “tiene que estar basado en la competitividad”, una competitividad que según dice  Lora Tamayo se debe a “la innovación”. Con todo ello, el referente de CSIC insta a invertir en investigación ya que “va a redundar tarde o temprano en beneficio de la sociedad”.

“Tenemos una asignatura pendiente”.

En España el porcentaje de investigación se divide en torno a un 50% de inversión de fondos estatales, y otro tanto restante que proviene de fondos privados, dice Lora Tamayo, lo cual “no puede ser así”. En este sentido, recuerda que  “la investigación afecta a todos y los principales beneficiarios son los inversores privados”. “Los países más ricos tienen un reparto a favor de la investigación privada”, sentencia.

Lora Tamayo señala a Estados Unidos  como un referente ya que allí las empresas van a buscar a los estudiantes de último año para integrarles en el sistema de investigación y desarrollo, según afirma el presidente del CSIC, “porque son conscientes de que eso es inversión y va a redundar en beneficios directos”.

“El presupuesto empieza a revertirse”.

Lora Tamayo también se ha referido a la inversión del ministerio en ciencias de la que ha dicho que es positiva ya que “ha dejado de caer”. Así cuenta  que la caída presupuestaria de hace dos años les hizo “estar al borde de una catástrofe” que finalmente han logrado superar. Para solventar dicha caída se realizó una inyección de crédito que se hizo efectiva en dos fases, y explica Tamayo como esto les permitió “cerrar el ejercicio por primera vez en dos años  con un déficit 0”.

(Autora: Sara Tomé)