Política Sectores

Cuba afirma que sus relaciones con EEUU entran en unos días en una etapa “más compleja”

La directora general para Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores, Josefina Vidal, ha afirmado este sábado que las relaciones entre la isla y Estados Unidos entrarán en unos días en una etapa “más compleja”, según ha informado el portal de noticias Cubadebate.

Tras comparecer ante la Comisión de Relaciones Internacionales de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Vidal ha apuntado que el 20 de julio, día en que se establecerán oficialmente las relaciones entre ambos países, “se cerrará la primera fase del proceso (…) y se empezará a trabajar (…) en lo que llamamos el proceso hacia la normalización de relaciones”.

Así, ha valorado que este proceso “va a tomar tiempo”, argumentando que durante el mismo “hay que abordar temas muy complejos que se han acumulado a lo largo de cinco décadas y que hay que resolver para poder decir que las relaciones entre Cuba y Estados Unidos son normales”.

Con la reapertura de las embajadas, Estados Unidos y Cuba reanudarán sus relaciones diplomáticas, rotas en 1961, apenas seis meses después del histórico anuncio realizado por los presidentes de ambos países, Barack Obama y Raúl Castro, tras 18 meses de negociaciones en la sombra.

El presidente estadounidense, Dwight Eisenhower, cerró la Embajada de Estados Unidos en La Habana el 3 de enero de 1961, casi tres semanas antes de la fecha en que el mandatario electo John F. Kennedy tenía previsto tomar posesión del cargo.

En medio de fuertes tensiones, en abril de 1961, Kennedy dio luz verde a una invasión militar contra Cuba, organizada por Estados Unidos y con participación de exiliados cubanos. El ataque por la Bahía de Cochinos, en el oeste de la isla, fracasó y reforzó la posición de Fidel Castro en su país y en el extranjero.

El restablecimiento de las relaciones diplomáticas debe ser ahora el punto de partida para la normalización de las relaciones en todos los ámbitos, pero la persistencia del embargo económico impuesto por Estados Unidos sobre la isla supone un importante obstáculo en el camino. La devolución de la base militar de Guantánamo, que Estados Unidos tiene alquilada desde 1903, también podría ser otro escollo.