Patrocinado

Cuba se abre al mundo e incrementa su economía

Desde el comienzo del año pasado, la economía del país creció un 1,1 % según el Ministro de Economía y Planificación en la Asamblea Nacional del mes de julio del 2017. Cuba va uniéndose al mundo abriendo puertas que le brindan nuevas posibilidades, y eso se traduce en una mejora financiera y económica que nunca se había experimentado con anterioridad en los últimos años.

 

Parece que esta vez no se trata de una falsa alarma: Cuba se está abriendo al mundo. El incremento de la economía del país está ligado a esta apertura hacia la globalización que maneja el mundo mediante plataformas virtuales como Internet. Hoy en día existen compañías que permiten realizar llamadas a Cuba a bajo coste, así como la posibilidad de reservar vuelos económicos y otros servicios que nos conectan con este país considerado inaccesible para el mundo.

 

Incremento de la economía del país

 

Teniendo en cuenta que al principio del año se suelen concentrar la mayoría de los elementos y factores que en cierto modo van a decidir el desarrollo del año, cabe resaltar que se apreciaron ciertas dificultades para llegar a un crecimiento del 2% del PIB el año pasado. Las previsiones no eran muy alentadoras, ya que se conocía que los ingresos externos se habían incumplido en 417 millones de dólares. Además, se estimaba una disminución de las importaciones a causa de los inconvenientes en el uso de los créditos, la poca asignación de liquidez, las deudas no pagadas y las deficiencias mismas del proceso de contratación.

 

A estos problemas se une también el impago que tuvo lugar a los accionistas extranjeros y proveedores de empresas mixtas. La urgencia de resolución de estos impagos fue en el sector de la industria alimentaria, pues es de suma importancia darle prioridad ante todos los demás. La deuda alcanzó los 543 millones de dólares, de los cuales se logró pagar 440 millones. De este modo se reactivó el proceso de devolución del pago y el camino hacia la mejora del país.

 

Sin dinero no se puede pagar, y eso es evidente. Un país excluido y aislado del mundo tiene muchas más dificultades para hacer frente a los problemas que se le plantean. La experiencia nos dice que es necesario que Cuba se integre a un sistema financiero internacional que da la oportunidad de colaborar con los bancos para que contribuyan en la captación de recursos que fomentar el buen funcionamiento de la economía y su evolución hacia el progreso.

 

En este ámbito Cuba experimentó un gran cambio de perspectiva ante esta necesidad inminente. El país ingresó al Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) el verano pasado. Este banco tiene como finalidad principal la sostenibilidad de los recursos de los países que lo componen. Por otra parte, la Corporación Andina de Fomento-Banco de Desarrollo para América Latina (CAF), firmó un acuerdo de cooperación con Cuba hace casi dos años, en septiembre del 2016, con el fin de que el país ingrese en esta institución en un futuro, pues este banco tiene recursos para impulsar el sistema financiero para su desarrollo.

 

A la hora de analizar los resultados preliminares de la economía del año pasado, se han obtenido una serie de conclusiones que hay que destacar. El dato más esperanzador es que la ONEI publicó que este año 2018 la economía no cayó -09% como se había pensado, sino que el resultado final fue el contrario, se aumentó un 0,5% en el PIB. Por el momento, se ha elevado el crecimiento medio anual respecto a los años anteriores en un 1,1%.

 

Al analizar los resultados macroeconómicos del año pasado, se muestra una mejora de la agricultura, las construcciones, el sector de transporte y comunicaciones. Por otra parte, la revolución tecnológica que está experimentando el mundo entero está llegando también a Cuba, abriendo su economía y la mentalidad hacia una plataforma que nos conecta y nos une llamada Internet.

 

Cuba conectada con el mundo tecnológico

 

Desde la aparición de medios tecnológico para el uso comunicativo e informativo de la sociedad, Cuba se había mantenido al margen de este cambio. Su sociedad no estaba conectada al mundo globalizado moderno. Sin embargo, esto está cambiando, y se puede observar en los medios que está apareciendo en la red con el fin de que tanto la población externa a Cuba como las personas que viven allí puedan conectarse y comunicarse.

 

Existen servicios que dan la posibilidad de realizar llamadas a Cuba a un coste muy bajo con el fin de que la gente se pueda comunicar con los ciudadanos cubanos, pensando para familiares y amigos que están en el extranjero. Además, los vuelos han experimentado una bajada destacable ofreciendo ofertas por precios muy competitivos dando la oportunidad de que los movimientos entre Cuba y el mundo aumenten.