Sectores

Daimler quiere fabricar Mercedes-Benz en Rusia

El fabricante alemán de automóviles Daimler, está examinando la posibilidad de fabricar coches Mercedes- Benz, en Rusia , ya que busca ampliar su base de producción mundial y superar a sus rivales alemanes BMW y Audi, para convertirse de mayor venta de automóviles premium en el mundo.

En un comunicado, Daimler ha declarado que ninguna decisión es inminente y no ha comentado el plazo de tiempo para iniciar la producción en Rusia y tampoco ha revelado cuales son las empresas con las que se está hablando.

Daimler está tratando de ampliar la producción para cumplir con la meta de crecimiento en 2020 y para construir más vehículos cerca de los mercados en los que se han vendido sus vehiculos . El CEO de Daimler, Dieter Zetsche, ha comprometido a recuperar el primer lugar en ventas de lujo a nivel mundial, después de perder la posición N º 1 de BMW en 2005 y ceder el segundo lugar a Audi en 2011.

El mercado ruso es atractivo a pesar de una desaceleración en el crecimiento, debido a que el país cuenta con muchos menos coches por habitante en comparación con Alemania , el mayor mercado de automóviles de Europa. Rusia, donde se vendieron 2,78 millones de vehículos el año pasado, tiene 142 millones de habitantes, mientras que Alemania, con 2013 ventas de 2,95 millones de coches , tiene una población de 80 millones.

El año pasado , Mercedes vendió 44.376 automóviles en Rusia , por delante de la marca BMW , que vendió 42.071 , según datos de la Asociación de las empresas europeas con sede en Moscú. Audi fue la tercera marca premium más vendida con unas ventas de 36.150 vehículos.

Daimler tiene actualmente dos socios en Rusia, con una participación de un 11 por ciento del fabricante de camiones Kamaz y, socio con GAZ, para producir furgonetas Mercedes Sprinter .
Los planes de expansión de Daimler podrían haber llegado en un momento delicado, después de las sanciones impuestas por los Estados Unidos y la Unión Europea sobre individuos rusos por la anexión a Rusia de la peninsula de Crimea.
Varios ejecutivos alemanes han criticado la estrategia de la Union Europea y de EE.UU., por temor a las consecuencias para sus negocios. Rusia es el socio comercial más grande de Alemania, con un comercio que alcanzo el pasado año 76,500 millones de euros.