Política Sectores

De Guindos descarta la posibilidad de una ‘quita’ en la deuda griega

El Gobierno está abierto a la negociación de un tercer programa de rescate “absolutamente necesario”

El NO del referendum griego ha colmado las agendas de los principales líderes políticos de la Eurozona. Entre ellas la del ministro de Economía Luis de Guindos que comparecía a las 11:00 de la mañana con el objetivo de arrojar algo de luz sobre la situación a la que se enfrentan los 18 a partir de ahora.

El mensaje ha mantenido la línea de los que se están lanzando desde el resto de Europa “mantener la puerta abierta a la negociación”. No obstante todo tiene que pasar por acordar un tercer programa de rescate “absolutamente necesario” enmarcado dentro de las reglas del Club de los 19 que pasan por el crecimiento económico y la reducción de ratio de deuda pública/PIB. En este sentido De Guindos ha descartado la posibilidad de una ‘quita’ en la deuda griega, “es mucho más  más relevante que se incrementen las medidas que hagan que Grecia vuelva a crecer que la posibilidad de una reestructuración o modificación del perfil de la deuda”, ha explicado. Algo en lo que también parecen coincidir en Berlín, donde el portavoz del Ministerio de Finanzas, Martin Jäger ha afirmado que “el camino es la consolidación fiscal y las reformas estructurales”. 

En palabras del ministro de Economía, el coste de la deuda griega es “muy reducido; incluso inferior al de España”. Lo cierto es que las condiciones de los préstamos bilaterales de más de 50.000 millones de euros (7.000 aportados por España) que se aprobaron en el primer programa de rescate van más allá de lo acomodaticio dada la situación que atravesaba el país heleno. Entonces el tipo de interés se fijó en Euribor a 3 meses + o,50, con una moratoria a 10 años en el pago del principal e intereses y una vida media del préstamo de 30 años. Requisitos muy similares a los del Fondo de rescate (FSF), cuyo tipo es de Euribor a tres meses + 1,50, moratoria de 10 años aplicable también a principal e intereses y una vida media superior a 30 años. 

Permanecer en el euro

A pesar del “máximo respeto a un acto democrático con un resultado concluyente los problemas y las soluciones siguen siendo las mismas que hace exactamente dos días. Al igual que las reglas de la zona Euro”. Entre éstas últimas mantener el “compromiso político con el principal proyecto de Europa, el euro”, sentenciaba De Guindos quien afirmaba que aunque “es perfectamente factible” que el país abandone la moneda única, no entra en los planes más inmediatos del Eurogrupo y “todos queremos que Grecia continué en el euro”, que se ha convertido en un “elemento de protección para que no se vuelvan a repetir los errores del pasado y garantiza, además la mejora de la prosperidad de Grecia”.

En otro orden de cosas el ministro de Economía ha restado importancia a la posibilidad de contagio en España así como al impacto que tendría sobre nuestra economía. De Guindos ha recordado que nuestra posición económica es “distinta” a la de hace dos años con crecimientos anualizados del 4 por ciento, ritmos intensos de creación de empleo y reducción del endeudamiento privado. Claves a las que se suma la corrección de los desequilibrios macroeconómicos, la bajada del ratio de deuda y un sector exterior con superávit por encima del 13 por ciento. Por tanto “no hay paralelismo político y la situación de Grecia no es equiparable a la de España” ha sentenciado.