Política Sectores

De Guindos dice que el objetivo de déficit tendrá “resultados mejores” a los proyectados

Las altas cifras de déficit continúan siendo unos de los principales problemas de la economía española. Es preciso reducirlos y sobre ello se muestra optimista el ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, quien explicó que “los ayuntamientos y la administración central van a tener unos resultados mejores de los proyectados inicialmente. Sin embargo, esto no será posible en todos los ámbitos porque las Comunidades y la Seguridad Social “van a tener una desviación”.

Lo ha dicho ayer en declaraciones a la prensa antes de participar en un foro en Salamanca organizado por La Gaceta. De Guindos también tuvo palabras sobre el Banco Central Europeo (BCE), dice que éste podría comprar en torno a 20.000 millones de euros en bonos a empresas españolas, una decisión que se añadiría a la ventana de liquidez de 200.000 millones que obtendría los bancos españoles por estas nuevas medidas.

No cabe duda de que estas “son noticias positivas”, argumentó de Guindos, y se muestra optimista también porque “el peso de la deuda pública respecto al conjunto de la economía” se reduce por primera vez desde el inicio de la crisis. “Por primera vez desde 2008 la ratio de deuda pública decrece y esa es una señal muy positiva” de que “se ha hecho esfuerzo desde el punto de vista de contención del déficit público”. Sobre esto añade que “el crecimiento de la economía se ha apoyado” en la mejora de ese parámetro.

Sobre la economía española explica que 2016 ha comenzado con buen pie, “con un crecimiento aproximadamente del 3,5 por ciento”, aunque existen señales contradictorias ya que los índices de opinión pública “han caído de forma notable”. Sobre cómo avanzará a lo largo de los próximos meses, de Guindos explica que “la visión que tenemos en el Ministerio de Economía es que el primer trimestre de este año va a ser muy similar al último del año pasado, si acaso se puede producir una ligera desaceleración que obedece a un contexto internacional más complicado más allá de lo que son las cuestiones específicas que afectan a España”.