Nacional Noticias

España da el visto bueno al tercer rescate a Grecia

La decisión no es vinculante y España será el cuarto país que más dinero aporte

El Congreso de los Diputados ha aprobado el papel que tendrá España en el tercer programa de asistencia financiera a Europa. El tercer rescate a la economía helena supondrá un desembolso de 86.000 millones de euros, de los cuales 10.148 millones saldrán de las ‘arcas españolas’. Cantidad que se suman a los más de 26.000 millones de los dos primeros rescates a  Atenas

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha acusado este martes al Gobierno de Syriza en Grecia de haber llevado al país a una situación límite, que requiere ahora un tercer rescate europeo, al plantar cara a las políticas de ajuste y reformas de la UE, y ha avisado de que “los populismos acaban generando únicamente espejismos”. “Sólo dejan promesas incumplidas, frustración y descontento social”, ha dicho.

Durante su comparecencia en el Pleno del Congreso, ha recalcado que “las políticas irresponsables tienen un coste”, y ha precisado que el Gobierno de Alexis Tsipras ha llevado a que Grecia necesite ahora un apoyo financiero mayor del que necesitaba antes de su ascenso y con unas condiciones más estrictas.

Así pues, ha asegurado que “no existen atajos en la UE y sólo caben políticas fiscalmente responsables”, tal como han hecho, según ha dicho, Irlanda, Portugal y España para volver a la senda de crecimiento y creación de empleo.

“Este Gobierno siempre ha sido solidario con Grecia, favorable al tercer programa de rescate y a su permanencia en el euro”, ha apostillado el ministro de Economía.

Para pedir el voto favorable de la oposición a este nuevo apoyo, el ministro de Economía ha asegurado que las nuevas ayudas económicas a Grecia están supeditadas a unas condiciones “ambiciosas”, que serán objeto de una “estricta supervisión por parte de las instituciones”.

El camino hacia el acuerdo

Por otro lado, Guindos ha puesto en valor que alcanzar el acuerdo preliminar en el seno de la UE del pasado 12 de julio para un nuevo rescate de Grecia “no ha sido fácil”, sino el resultado de “un largo camino no exento de dificultades”. “Lo fundamental es que con él Grecia no deja el euro y que puede dejar atrás este largo período de crisis”, ha añadido.

Además, ha dicho que gracias a los dos primeros programas de ayudas, la economía helena experimentó en 2014 una “progresiva mejora”, con una vuelta al crecimiento del PIB y del empleo, dinámica que, ha insistido, se truncó “tras constatarse la nueva aspiración de cambiar las condiciones del segundo rescate por parte de Tsipras”, que llevó en última instancia al decreto del ‘corralito’.

Agencias/DF